El jueves entra en funcionamiento el nuevo ascensor entre la calle San Juan y el barrio de Jardiñeta

03/04/2019
La nueva infraestructura mejorará la accesibilidad a los vecinos y vecinas de la zona así como a los/as cientos de escolares de los centros educativos del entorno.

El ascensor público que une la céntrica calle San Juan con la zona de Aldatze y el barrio de Jardiñeta entrará en funcionamiento este jueves, día 4 de abril, culminando, de ese modo, un importante proyecto que mejorará la accesibilidad entre el centro de Eibar y Jardiñeta y que beneficiará tanto al vecindario de este barrio como a los/as numerosos escolares de los centros educativos situados en el entorno de Aldatze y Jardines. Las obras de construcción de este ascensor arrancaron a mediados del pasado año y han finalizado en marzo, tal y como anunció la Dirección de la obra. Se trata de un proyecto de gran complejidad que, además de crear el nuevo acceso, ha incluido la reurbanización desde la zona donde desembarca el ascensor hasta Itzio.

Asimismo, a fin de garantizar la seguridad de las personas usuarias del elevador, se ha instalado una malla plastificada en la barandilla de la pasarela, que, en las próximas semanas, será sustituida por unos paneles, con el doble objetivo de embellecer la estructura y garantizar, de manera definitiva, una mayor seguridad.

Los trabajos han sido ejecutados por la empresa Obras Especiales Edificación e Infraestructuras, a la que el Ayuntamiento de Eibar adjudicó las obras en la cantidad de 849.092,89 euros (IVA incluido). El ascensor se sitúa en el callejón entre los números 1 (edificio de Telefónica) y 3 de Julián Etxeberria y salva una altura de más de 26 metros hasta Aldatze. El espacio sobre la vía del ferrocarril entre el ascensor y Aldatze se salva con una pasarela metálica de 11,50 metros. El elevador tiene una capacidad para trece personas (1.000 kilos).

Con este proyecto, el Ayuntamiento de Eibar da respuesta a una petición de los/as vecinos/as de la zona de Jardiñeta, según ha asegurado el Alcalde, Miguel de los Toyos, “lo que al mismo tiempo permite cumplir el compromiso adoptado con la ciudadanía y seguir avanzando en el plan de mejora de la accesibilidad a los diferentes barrios de la ciudad que el Ayuntamiento viene impulsado en los últimos años mediante escaleras y rampas mecánicas, así como con ascensores en la vía pública”. “Un plan -ha añadido De los Toyos- en el que Eibar sigue siendo una ciudad pionera”.

De hecho, y en el mismo ámbito del barrio de Jardiñeta, la firma Injelan ultima la redacción del proyecto de construcción de dos nuevos ascensores que reforzarán la accesibilidad en la zona y que se situarán entre los números 29, 31, 33 y 35 de esta calle, en la parte alta del barrio.