Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Casi 200 escolares eibarreses han participado en un programa para acercar a la sociedad urbana los valores del medio rural

30/07/2019
El proyecto ha consistido en visitas guiadas a varios caseríos y a la Plaza del Mercado, donde el alumnado ha podido sensibilizarse y conocer directamente en qué consiste el trabajo diario de los baserritarras. El 100% de las personas encuestadas opina que los objetivos del proyecto se han cumplido, así como que las visitas y actividades realizadas les han gustado mucho.

Cerca de 250 alumnos de Primaria, Secundaria y FP de seis centros educativos eibarreses han participado en los últimos meses en el programa de recorridos didácticos por el medio rural de Eibar, una iniciativa denominada ‘Basarrixa Hurretik” y promovida por el Departamento de Desarrollo Económico, Empleo e Innovación del Ayuntamiento de Eibar en colaboración con Debemen, con el principal objetivo de “acercar y transmitir a la sociedad urbana de Eibar los valores de su medio rural”. En el programa de visitas, han tomado parte los caseríos eibarreses Mendigoitxi, Sosola y Sumendixa, así como la Plaza del Mercado del Rialto. La media de alumnos por ruta (en total se han realizado once rutas) ha sido 22 escolares.

Teniendo en cuenta que la mejor forma de sensibilización es tomar parte activa en el trabajo y la vida diario de nuestros caseríos, se propuso a los centros de la localidad la realización de distintos recorridos didácticos monitorizados al mercado y a caseríos. A lo largo de una jornada lectiva, los alumnos y alumnas han tenido la oportunidad de conocer, directamente de las baserritarras, en qué consiste su trabajo diario y la situación actual del sector en Eibar.

En palabras del concejal de Desarrollo Económico, Empleo e Innovación, Alberto Albístegui, “hemos impulsado esta iniciativa porque consideramos de especial relevancia crear una mayor conciencia y una actitud de acercamiento a esta realidad tan cercana para generar una mayor sensibilización y compromiso, tanto con nuestro sector primario como actividad económica, como con el entorno rural que nos rodea. Además, este programa pretende mostrar que la recepción de grupos podría ser, en el futuro, un complemento a los ingresos de la explotación, es decir, actividades turísticas, gastronómicas, etc.”

Las visitas han tenido un planteamiento eminentemente práctico, mediante la programación de diversos talleres y actividades relacionadas con la producción primaria y la importancia del consumo de productos locales saludables. Además de los talleres, en cada recorrido se han abordado distintos temas relacionados con nuestro patrimonio rural: medio natural, cultura rural, historia, costumbres gastronómicas.

Con este objetivo se han realizado unas fichas específicas sobre el mercado y las diferentes actividades económicas del sector primario de Eibar (agricultura, ganadería, paisaje y transformación) y de la actividad real en los caseríos en los que se han realizado las visitas. Este material se adapta al currículo y objetivos educativos, ofreciendo contenidos y actuaciones que puedan ser una herramienta aplicativa para el profesorado.

Como resultado del programa, a lo largo de los últimos meses (entre el 29 de marzo y el 30 de mayo de este año) se han llevado a cabo un total de 11 recorridos didácticos (8 con grupos de Educación Primaria, un grupo de Educación Secundaria y dos grupos de Formación Profesional Básica). La empresa encargada de la coordinación del programa ha sido Landatur SL, que considera que la actividad “ha tenido una excelente respuesta y acogida tanto entre los centros escolares como en los caseríos eibarreses que han recibido a los grupos”.

Para conocer el resultado del programa, a su término se realizaron una serie de encuestas entre los centros participantes. El 100% de las personas encuestadas opina que los objetivos del proyecto se han cumplido, así como que las visitas y actividades realizadas les han gustado mucho. Es unánime también la opinión de que los escolares participantes se lo han pasado muy bien. El profesorado, por su parte, dice que la acogida ha sido muy buena y ha destacado la buena acogida que han tenido los grupos, así como el cariño y la atención dedicada por parte de todas las personas implicadas en los itinerarios. Finalmente, la valoración general de las rutas alcanza una nota de sobresaliente. A la vista de estos resultados, desde el Ayuntamiento se considera una muy buena oportunidad repetir la experiencia en cursos posteriores.