Una veintena de personas desempleadas han completado la formación en dos programas de empleo impulsados por el Ayuntamiento, y la mitad se ha insertado en el mercado laboral

Imagen de archivo.

Ayuntamiento de Eibar.

15/12/2021

Los programas, desarrollados en colaboración con la Asociación de la Escuela de Armería, estaban dirigidos a la formación en el ámbito de la soldadura y en fabricación mecánica. Los proyectos incluían formación en competencias profesionales, formación en cada especialidad profesional y prácticas en empresas.

Una veintena de personas desempleadas y empadronadas en Eibar, han completado la formación y alrededor de la mitad han logrado insertarse en el mercado laboral mediante un empleo, tras finalizar dos de los programas formativos y de empleo promovidos por el Ayuntamiento de Eibar. Se trata de los programas de formación en soldadura TIG y de preparación de máquinas y sistemas de arranque de viruta, que se han llevado a cabo en los últimos meses.

El programa de fomento de empleo en el ámbito de la soldadura incluía formación en competencias profesionales, formación en soldadura, prácticas en empresas y apoyo en la inserción laboral. En este programa, que se ha llevado a cabo en colaboración con la Asociación de la Escuela de Armería, finalizaron la formación trece alumnos, completaron las prácticas en empresas  once ellos, y cinco han logrado un contrato laboral.

En este programa, además, 5 personas han tenido la oportunidad de obtener el certificado oficial de homologación de soldador, algo valorado muy positivamente por las empresas del sector y que, por consecuente, ofrece mayores oportunidades de inserción laboral. 

Gracias a este proyecto, se ha conseguido una empleabilidad del 46%, consiguiendo además que uno de los alumnos regularice su situación en extranjería. Los datos de los alumnos que continúan formándose porque no han conseguido insertarse en el mercado laboral son también muy positivos, consiguiendo una tasa del 43%.

En el programa de preparación de máquinas y sistemas de arranque de viruta, desarrollado también en colaboración con la Asociación de la Escuela de Armería, ha incluido formación en competencias profesionales, formación en preparación de máquinas, equipos y herramientas en operaciones de mecanizado por arranque de viruta, apoyo en la inserción laboral y prácticas en empresa.

Comenzaron la formación catorce alumnos y completaron la fase de prácticas en empresas diez de ellos, y de estos, cinco se han insertado en el mercado laboral. Como resultado del programa, se ha conseguido una empleabilidad del 50%. Los datos de los alumnos que continúan formándose porque no han conseguido un empleo son también positivos, consiguiendo una tasa del 50%.

Los datos de empleabilidad obtenidos de los dos programas son muy positivos, teniendo en cuenta, por un lado, la situación que ha generado el Covid-19; y por otro, que la mayoría de las personas que han participado en la formación estaban en riesgo de exclusión social.

Estos programas han conseguido mejorar las competencias tanto técnicas como transversales de los participantes, que les han permitido adquirir una serie de nuevas competencias que darán la ocasión de optar a mejores oportunidades de empleo.