Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Reabierto al tránsito rodado y peatonal el vial entre Arane y Errekatxu

16/04/2019
Tras un mes de trabajos, el talud ha quedado estabilizado, siguiendo las directrices técnicas.

El vial que une las zonas de Arane y Errekatxu quedó ayer abierto tanto al tráfico de vehículos como al paso de peatones, en torno a las 19:30 de la tarde, tras un mes de trabajos destinados a asegurar la ladera del monte que sufrió un corrimiento de tierras en enero como consecuencia de las intensas lluvias.

Las labores de estabilización del talud se iniciaron a mediados de marzo y, durante un mes, se ha procedido a trabajar en la zona para adoptar una solución definitiva.

El pasado 28 de enero se produjo un desprendimiento de tierra en Arane que ocupó buena parte de la calzada. Durante varias semanas, el Ayuntamiento trabajó en la búsqueda de una solución definitiva para lo cual se realizaron diferentes estudios y se mantuvieron reuniones para alcanzar un acuerdo entre los propietarios de los terrenos y el propio Ayuntamiento, dado que la solución técnica resultaba compleja, y el objetivo era asegurar que no se volvieran a originar desprendimientos y garantizar al mismo tiempo la seguridad de las personas.

Cuando a finales de enero se produjo el deslizamiento de tierras en la cabeza del talud, motivado por las intensas lluvias, cayó abundante tierra y piedras sobre la carretera, obligando a tomar la decisión de cerrar la calle.

Siguiendo las indicaciones del Ayuntamiento, la propiedad comenzó a trabajar con la máxima celeridad posible para encontrar una solución definitiva al problema que presentaba el talud, dado que con anterioridad que se habían producido otros desprendimientos.