Las obras de construcción del ascensor público que unirá el centro con Jardiñeta y Aldatze arrancan hoy lunes, 11 de junio

11/06/2018
Los trabajos, que serán ejecutados por la empresa OBRAS ESPECIALES EDIFICACIÓN E INFRAESTRUCTURAS S.A.U., tienen un coste de 849.092,89 euros (IVA incluido) y estarán concluidas para finales de año. El desarrollo de las obras causará afecciones en el tráfico de vehículos en los accesos a Jardiñeta durante varios meses.

Las obras de construcción del ascensor público que unirá la céntrica calle de Julián Etxeberria con la calle de Jardiñeta y la zona de Aldatze, así como la reurbanización desde la zona donde desembarca el ascensor hasta Itzio, arrancan hoy lunes, día 11 de junio. Los trabajos, de una gran complejidad, se prolongarán hasta finales de año, dado que el plazo de ejecución es de seis meses, por lo que se estima que antes de finalizar 2018 estará en funcionamiento este nuevo servicio público.

Los trabajos serán ejecutados por la empresa OBRAS ESPECIALES EDIFICACIÓN E INFRAESTRUCTURAS S.A.U., a la que el Ayuntamiento de Eibar adjudicó las obras en la cantidad de 849.092,89 euros (IVA incluido) después de que la mesa de contratación valorara las propuestas presentadas para llevar adelante este proyecto.

Las obras se iniciarán este lunes, 11 de junio, por la zona donde desembarcará el ascensor, en el alto de Aldatze, junto a la curva que se dirige hacia Itzio. Estas primeras labores consistirán en una serie de prospecciones del terreno para el desvío de los servicios de agua potable, gas y la línea aérea de 13.200 Kv, lo que obliga a cerrar la calle durante alrededor de tres meses.

La necesidad de cortar la calle en este punto supondrá una serie de modificaciones en el tráfico de vehículos que se prolongarán hasta mediados del mes de septiembre. Por una parte, aquellos vehículos que, procedentes de la salida de la variante en Jardiñeta, desciendan por esta calle, no podrán continuar a partir del cruce de Instituto hacia Aldatze y Ardanza y deberán bajar por Pagaegi (salvo los que vayan a aparcar en la propia calle Jardines o acceder a los garajes). Y, por otra parte, los vehículos pesados de más de seis metros tendrán prohibida la salida de la variante en Jardiñeta.

El ascensor se situará en el callejón entre los números 1 (edificio de Telefónica) y 3 de Julián Etxeberria y salvará una altura de más de 26 metros hasta Aldatze. El espacio sobre la vía del ferrocarril entre el ascensor y Aldatze se salvará con una pasarela metálica de 11,50 metros. Dicho elevador tendrá una capacidad para trece personas (1.000 kilos).

El proyecto adjudicado incluye también las obras de reurbanización de todo el espacio del entorno de Aldatze donde desembocará el ascensor, hasta alcanzar la zona de Itzio, para lo cual se llevarán a cabo trabajos de mejora tanto de las zonas peatonales como de la propia calle y de los accesos.

Con este proyecto, el Ayuntamiento de Eibar da respuesta a una petición de los/as vecinos/as de la zona de Jardiñeta, lo que al mismo tiempo permite seguir avanzando en el plan de mejora de la accesibilidad a los diferentes barrios de la ciudad que los/as responsables municipales vienen impulsado en los últimos años mediante escaleras y rampas mecánicas, así como con ascensores en la vía pública. Un plan en el que Eibar sigue siendo una ciudad pionera.