Las instalaciones de Unbe abrirán sus puertas el lunes, 15 de junio, mientras que las piscinas descubiertas y el polideportivo de Orbea harán lo propio el 1 de julio

Instalaciones deportivas de Unbe.

Instalaciones deportivas de Unbe.

12/06/2020

Al margen de la apertura de las instalaciones de Unbe y Orbea, así como de las piscinas descubiertas de Ipurua, el polideportivo de Ipurua no se abrirá al público hasta el 1 de septiembre, debido a una serie de labores que se van a ejecutar en las piscinas. Por su parte, el frontón Astelena se abrirá, según las solicitudes que se realicen y las necesidades que existan para organizar cualquier tipo de evento o actividad.

La situación actual de estado de alarma, originada por la crisis sanitaria del COVID-19, hizo que las instalaciones deportivas de nuestra ciudad tuvieran que echar el cierre el pasado mes de marzo, al igual que en el resto de municipios de Euskadi y el Estado.

Posteriormente, tras superar las dos primeras fases de desescalada, establecidas por el Gobierno central, y entrar este pasado lunes, 8 de junio, en la tercera y última de las fases, la situación ha cambiado, de tal manera que se permite reabrir las instalaciones deportivas, adaptándose siempre a las medidas higiénico y sanitarias y de seguridad establecidas.

Por ello, a partir del próximo lunes, 15 de junio, se procederá a la apertura de las instalaciones deportivas de Unbe, aunque de manera progresiva. En dicho complejo, estarán abiertas al público las pistas de padel, tenis y atletismo, así como la sala de musculación, mientras que el equipo femenino de rugby de nuestra ciudad realiza ya sus entrenamientos en el campo central. Las pistas de padel tendrán un aforo permitido de cuatro personas, y se podrá hacer uso de ellas durante hora y media. Para poder utilizar las citadas pistas y la sala de musculación será necesario realizar la reserva mediante cita previa, a través de una aplicación web, elaborada por el Patronato Municipal de Deportes. Dichas reservas únicamente podrán realizarlas aquellas personas que estén abonadas al Patronato. Por el momento, los vestuarios de las instalaciones de Unbe permanecerán cerrados, hasta nueva orden.

Por otro lado, el día 1 de julio se abrirán las instalaciones del polideportivo de Orbea, piscinas incluidas. En este caso, también será necesario solicitar cita previa, ya que el uso de dichas instalaciones será restringido y por cada calle de la piscina podrá moverse una sola persona. Por su parte, el acceso a la sala de musculación estará permitido a un total 10 personas, como máximo, y en el caso del spá solo podrá permanecer dentro una persona.

En el caso de las piscinas descubiertas de Ipurua, los/as usuarios/as podrán hacer uso de estas, a partir del próximo 1 de julio. Se abrirán con un aforo de cien personas, aproximadamente, y se dividirán en parcelas para que, a nivel individual o acompañada de sus convivientes, cualquier persona pueda hacer uso de las mismas durante dos horas y media, y tres veces por semana, como máximo. A lo largo del día, habrá cuatro turnos de dos horas y media cada uno. Para acceder al recinto, se señalizarán debidamente las zonas de entrada y salida, ya que el principal objetivo es respetar y mantener la distancia social entre las personas. Además, se tomará la temperatura a los/as usuarios/as nada más llegar, y en caso de dar fiebre se les invitará a abandonar las instalaciones. 

En este caso, las reservas solamente podrán realizarlas los/as abonados/as, mediante una web realizada por el Patronato Municipal de Deportes. En el caso de no ser abonado/a, este año no será posible adquirir el abono de solo piscina, aunque sí que se podrá adquirir el abono de 6 meses. Por el contrario, aquellas personas que sí estén abonadas y quieran renunciar a ello, tienen de plazo hasta el 10 de julio para anularlo.

Por último, el polideportivo de Ipurua no abrirá sus puertas hasta el próximo 1 de septiembre, debido a una serie de trabajos que tienen que ejecutarse en las piscinas cubiertas, mientras que en el frontón Astelena se trabajará bajo demanda, y según las necesidades que existan en cada caso.

Todas estas medidas son provisionales, y a medida que se vaya avanzando hacia la nueva normalidad, se realizarán las modificaciones necesarias, en aras de mejorar los servicios y las prestaciones a la ciudadanía.