La Policía Municipal ha realizado en los últimos cinco meses más de 150 actuaciones de asistencia y auxilio a la ciudadanía

14/06/2017

Desde enero los y las agentes han participado en ayudas en casos de caídas, personas indispuestas o perdidas, personas encerradas o atrapadas en ascensores, apertura de puertas o ayuda a personas mayores con problemas. Asimismo, este sábado, intercedió en un caso de violencia de género y, gracias a la actuación de uno de los agentes municipales, se evitó que hubiera que lamentar daños personales de relevancia.

En los últimos cinco meses, la Policía Municipal de Eibar ha tomado parte y ha colaborado en más de 150 actuaciones de asistencia y de ayuda y auxilio a ciudadanos/as, una labor muchas veces desconocida para la ciudadanía pero en la que los agentes municipales desempeñan un importante papel. Asistencias como las relacionadas con caídas en la vía pública, ayuda a personas indispuestas, desorientadas o búsqueda de desaparecidos, apertura de puertas, rescates de personas atrapadas en ascensores o asistencias a personas mayores con problema, ocupan una buena parte del trabajo diario de la Policía Municipal eibarresa.

El caso más cercano, ocurrió el sábado por la mañana, cuando una vecina alertó de que una pareja estaba manteniendo una fuerte discusión y, gracias a la pronta y eficaz actuación de los agentes municipales que se personaron, no se tuvieron que lamentar daños personales de relevancia a causa de un nuevo caso de violencia de género.

En un balance de actuaciones de este tipo correspondiente al periodo comprendido entre el 1 de enero y el pasado 7 de junio de este año, y dado  conocer por el Ayuntamiento, se desvela que, por ejemplo, los guardias urbanos han atendido a personas que se han caído en la vía pública o en establecimientos en 91 ocasiones. En otros 25 casos, asistieron a personas que habían sufrido caídas en sus propios domicilios.

Fueron en estos poco más de cinco meses 75 las ocasiones en las que agentes de la Policía Municipal atendieron a personas que se encontraban indispuestas por diferentes razones, mientras que otras nueve veces ayudaron a personas que estaban desorientadas. También participaron en seis casos de personas desaparecidas y en cuatro de niños/as que se habían perdido. Otras cinco atenciones fueron para personas que se habían quedado encerradas

Los casos de personas que se han quedado atrapadas en ascensores a causa de averías originadas en los elevadores y en los que la Policía Municipal tomó parte en estos cinco meses han sido veinte. Destaca asimismo el importante número de asistencias por parte de los agentes en casos de apertura de puertas, un total de 110, debidos la mayoría de las veces al olvido de las llaves en el interior de viviendas por parte de los vecinos.

Finalmente, los/as agentes tomaron parte en cuatro actuaciones de ayuda a personas mayores con problemas, así como en otras dos relacionadas con el sistema de telealarma con el que cuentan algunas personas mayores.

En este sentido, el Alcalde, Miguel de los Toyos, ha subrayado que “es cierto que la Policía Municipal, como cuerpo policial que es, debe cumplir labores de seguridad y orden público en colaboración, fundamentalmente, con la Ertzaintza. Pero es de gran importancia que la ciudadanía sepa que puede recurrir a la Policía Municipal siempre que lo precise, ya que es el cuerpo de seguridad más cercano y que más rápidamente puede actuar ante cualquier situación. Más allá de la figura del/ de la agente que pone multas por infracciones de tráfico, la Policía Municipal de Eibar está capacitada para garantizar la seguridad de nuestras calles y socorrer a todo/a aquel/la que lo necesite”.