Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

La campaña de bonos compra 'Nik Eibarren erosten dot' ha supuesto un impacto económico para el comercio y la hostelería de Eibar de 515.000 euros

16/07/2020

Los 6.650 bonos que salieron a la venta para el comercio se adquirieron en su totalidad, y de los 2.850 para la hostelería se vendieron el 40%. El Ayuntamiento de Eibar, que destinó a esta campaña 250.000 euros, hace un balance “muy positivo” porque “se han cumplido con creces” los objetivos de esta iniciativa municipal.

La campaña de bonos-compra para el comercio y la hostelería puesta en marcha por el Ayuntamiento de Eibar, para la que destinó una partida de 250.000 euros, y que se desarrolló entre los días 8 de junio y 3 de julio, ha supuesto un impacto económico en el sector comercial, de servicios y hostelero de la ciudad de alrededor de 515.000 euros.

Esta campaña de carácter extraordinario, denominada ‘Nik Eibarren erosten dot’, se ha desarrollado en el marco del Plan de choque del Ayuntamiento para paliar los efectos socioeconómicos causados por la crisis sanitaria del Covid-19.

Realizado el balance de la campaña, se ha sabido que de los 9.500 bonos que se sacaron a la venta, 6.650 correspondían al comercio, habiéndose vendido en su totalidad, y otros 2.850 eran para la hostelería, de los que se ha vendido el 40%. El precio de cada bono era de 25 euros y, con los mismos, se podían realizar compras de 50 euros. Es decir, el Ayuntamiento ha aportado la mitad del precio de cada bono y el cliente la otra mitad.

En total, se realizaron 2.018 pedidos de bonos, distribuidos y recogidos entre los seis establecimientos donde se podían adquirir, así como en las oficinas de Eibar Centro Comercial Abierto y el local dispuesto específicamente para esta labor en la torre de Untzaga. Los bonos se vendieron tanto on line como de forma presencial (sólo para personas mayores de 65 años).

En el seno de esta campaña, además del importe correspondiente a los bonos, el Ayuntamiento ha asumido los gastos de contratación de dos personas para atender la venta y entrega de los bonos en la oficina habilitada en la torre de Untzaga (a las que se sumaron el propio personal de Eibar Centro Comercial Abierto). El Ayuntamiento corrió, asimismo, con los gastos de alquiler del local de Untzaga.

Asimismo, es precio señalar que los días 8 y 9 de junio, primeras jornadas en las que se podían adquirir los bonos compra, se produjo un colapso en el servidor de venta, dado que solo entre estos dos días se vendieron más de 6.200 bonos, es decir, el 92% de los bonos que se sacaron a la venta vía telemática y el 72% de los que se podían obtener de forma presencial.

En la campaña han participado cerca de 200 establecimientos eibarreses, de los que 143 eran comerciales y de servicios, y alrededor de 40 de hostelería. Se trata, por tanto, de sectores especialmente castigados a consecuencia de los efectos del COVID-19 a los que el Ayuntamiento ha querido ayudar con esta iniciativa.

Desde el Departamento municipal de Desarrollo Económico, se ha hecho un balance “muy positivo” de esta campaña porque “se ha logrado un importante impacto económico” en los sectores comercial, de servicios y hostelero de Eibar, y porque “se han cumplido con creces los objetivos de la campaña”, que ha sido financiada por el Ayuntamiento, coordinada y gestionada por Eibar Centro Comercial Abierto, y con el asesoramiento de la Oficina Técnica del Comercio.

Logotipo de la campaña 'Nik Eibarren erosten dot'.

Logotipo de la campaña 'Nik Eibarren erosten dot'.