El Gobierno Vasco iniciará esta semana las obras para la reconversión del edificio de los antiguos juzgados de Bittor Sarasketa en apartamentos para jóvenes

Imagen de archivo de los Antiguos juzgados de Bittor Sarasketa.

Imagen de archivo de los Antiguos juzgados de Bittor Sarasketa.

12/07/2022

El Ayuntamiento ya ha concedido la licencia de obras al Gobierno Vasco, que comenzarán antes del 15 de julio. Además de los 19 apartamentos en alquiler para jóvenes en las plantas superiores, en la planta baja se reserva espacio para habilitar un centro lúdico que dé servicio a las familias de la zona centro-este de la ciudad.

Los trabajos para la reconversión del edificio de los antiguos juzgados de Eibar, en el número 5 de la calle Bittor Sarasketa, en apartamentos para jóvenes (alojamientos dotacionales) se iniciarán esta misma semana, después de que el Ayuntamiento de Eibar haya aprobado el proyecto de ejecución y haya concedido al departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno Vasco la licencia para acometer las obras.

Según las previsiones dadas a conocer por el Gobierno Vasco al Ayuntamiento, las obras comenzarán antes del próximo 15 de julio, con la intención de aprovechar el periodo estival para poder avanzar en los derribos interiores en el edificio que sea necesario acometer.

El edificio de los antiguos juzgados lleva muchos años vacío, lo que provoca su progresivo deterioro. Por ello, el Gobierno Vasco va a proceder a su rehabilitación, manteniendo su estructura y parámetros edificatorios, y adaptándolo a un nuevo uso, para lo que se va a demoler una entreplanta situada entre la planta baja y primera, y se modificará el núcleo de comunicaciones para adaptarlo al nuevo uso. Además, la cubierta será plana, y en ella se dispondrán placas solares y se generarán varias terrazas.

El proyecto se concreta en una remodelación integral del edificio para crear 19 alojamientos dotacionales en régimen de alquiler para jóvenes (para una o dos personas) que residen en el municipio, que pagarían una renta adaptada a su capacidad económica y muy inferior a la del mercado libre, de modo que se pueda satisfacer la demanda existente hoy en día en la ciudad.

Dichos apartamentos se distribuirán en tres plantas, habilitándose seis en cada una de ellas, cinco de los cuales serán de un dormitorio y uno de dos dormitorios. La superficie de los alojamientos tipo de un dormitorio varía entre los 35 y los 39 metros cuadrados, y los alojamientos de dos dormitorios tendrán 58,5 metros cuadrados.

El número de apartamentos se completa con una vivienda adaptada, que se ubicará en la planta baja del edificio, y que dispondrá de 57,62 metros cuadrados.

Asimismo, es preciso señalar que todos los apartamentos dispondrán de una pequeña terraza.

Los alojamientos dotacionales, una fórmula que el Gobierno Vasco viene impulsando desde hace unos años, son recursos residenciales con instalaciones y servicios comunes, y de obligado carácter rotatorio. La rotación se garantiza al limitarse el tiempo que se puede disfrutar de este tipo de apartamentos, dado que se realizan por un máximo de 5 años.

En la planta baja, se reserva un local de aproximadamente 150 metros cuadrados, que será cedido por el Gobierno Vasco al Ayuntamiento, a petición del propio consistorio, junto a otros 250 metros cuadrados de la planta de sótano. El objetivo del Ayuntamiento, ya dado a conocer en su día, es crear en la planta baja un centro lúdico que dé servicio a las familias de la zona centro-este de la ciudad.

De este modo, el edificio tendrá dos accesos en la planta baja, uno coincidiendo con el actual a cota de la planta baja que dará servicio al local municipal, y se abrirá otro en la fachada para dar acceso a los apartamentos.

Con el proyecto de rehabilitación del antiguo edificio de los juzgados ya en marcha, el alcalde de Eibar, Jon Iraola, se ha felicitado por el hecho de que “el Gobierno Vasco vaya a dar una segunda vida a este inmueble, que además de albergar apartamentos especialmente destinados para nuestros y nuestras jóvenes y que facilitarán su emancipación, acogerá un centro lúdico, un espacio de encuentro donde las familias de la zona puedan disfrutar.”.