Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

El Ayuntamiento y los/as vecinos/as de Mekola y Arrate-Bide acuerdan por amplio consenso el proyecto para mejorar la accesibilidad en la zona

07/11/2019
La propuesta consensuada y aprobada unánimemente por los presentes en la reunión celebrada esta semana contempla la creación de dos ascensores y un amplio parque público en los terrenos del antiguo chalet de Vildósola, que quedará unido al Paseo de la Igualdad. El alcalde, Miguel de los Toyos. valora positivamente el acuerdo y “el ejercicio de reflexión y colaboración” entre el Ayuntamiento y las comunidades de vecinos/as.

El Ayuntamiento de Eibar y los/as vecinos/as de Mekola y Arrate-Bide han acordado por amplio consenso el diseño del proyecto que permitirá mejorar la accesibilidad y la reurbanización de la zona situada en los terrenos del antiguo chalet de Vildósola. Conocidas y analizadas las diferentes alternativas para actuar en este espacio, en una nueva reunión celebrada este lunes, 4 de noviembre, se aprobó una solución mediante la creación de dos ascensores que enlazarán el Paseo de la Igualdad (en la parte trasera de la casa consistorial) con la carretera de Arrate, así como la creación de una zona de parque en los terrenos del chalet derribado.

De esta forma, culmina un largo proceso de reflexión abierto entre ambas partes después de que el Ayuntamiento se hiciera con la propiedad de los terrenos del antiguo chalet y se procediera a su derribo. A cambio, el Ayuntamiento cedió a la propiedad de este solar el terreno más próximo a la carretera de Arrate, donde podrá construir un edificio de viviendas.

A la reunión del lunes fueron convocados los representantes de las comunidades de vecinos/as de los números comprendidos entre el 1 y el 9 de Mekola, así como los de los números 16 al 25 de Arrate-Bide. Cada representante dio cuenta de la decisión que había adoptado su comunidad en relación a las alternativas que se habían presentado, eligiendo todas ellas la que finalmente se va a materializar.

En el encuentro, se definieron las características del proyecto. A partir del actual paseo peatonal, se excavará el terreno donde se encontraba antes el chalet para situarlo a la misma cota que el paseo. En la zona excavada y allanada, surgirá un amplio parque, que incluirá un espacio ajardinado unido al propio paseo, y, al fondo del mismo, se construirá un ascensor. El elevador dispondrá de una primera parada para acceder a los bloques de Mekola a través de una pasarela, y una segunda a la altura de la calle Mekola. Unos metros más adelante, en la propia calle Mekola, se situará un segundo ascensor que dará acceso a Arrate-Bide.

Tras la reunión, el alcalde, Miguel de los Toyos, que ha participado en las negociaciones y reuniones con los/as vecinos/as, expresó su satisfacción por el acuerdo alcanzado. “Ha sido un ejercicio de colaboración entre el Ayuntamiento y el vecindario, un ejercicio de corresponsabilidad y de reflexión conjunta que ha supuesto una experiencia satisfactoria”.

A partir de este momento, y con el diseño de la propuesta ya aprobada, el Ayuntamiento iniciará la fase de redacción del proyecto definitivo, “una fase en la que seguiremos contando con los/as vecinos/as”, ha explicado el alcalde. Y en el marco de esta nueva fase, se plantearán, según el alcalde, dos cuestiones. Por un lado, las posibles mejoras en la calle Mekola, desde la urbanización de las VPO de Ardanza hasta la confluencia con Arrate Bide, y, por otro, una reflexión sobre el tráfico en esta calle, un espacio muy estrecho y que carece de aceras y con una densidad de tráfico difícilmente soportable.

El Ayuntamiento y los/as vecinos/as de Mekola y Arrate-Bide acuerdan por amplio consenso el proyecto para mejorar la accesibilidad en la zona

Mekola.