El Ayuntamiento inicia el proceso de rescisión del contrato de la obra de Errebal por incumplimiento de los plazos parciales

05/12/2017
La estructura de hormigón y metálica debía haber terminado hace tres meses pero aún no ha acabado, por lo que el Ayuntamiento ha decidido acogerse a la cláusula que le permite rescindir el contrato.

El Ayuntamiento de Eibar ha iniciado el trámite administrativo para rescindir con la empresa Dragados SA el contrato para la ejecución de las obras de construcción del edificio multiusos y equipamiento cultural Errebal debido a los incumplimientos en los plazos parciales de ejecución por parte de la empresa adjudicataria.

Las obras fueron adjudicadas a Dragados en la cantidad de 4.952.683 euros y un plazo de ejecución de treinta meses. Los trabajos arrancaron el 1 de febrero de 2016 y deberían concluir el 31 de julio de 2018. Ya desde el principio, las obras han ido transcurriendo a diferentes ritmos, incluso estuvieron paradas durante seis semanas entre mediados de febrero y finales de marzo de este año por problemas entre Dragados y alguna de las subcontratas.

En la firma del contrato se establecieron tres plazos parciales. Según esos plazos, la cimentación y los muros de contención debían terminar el 31 de diciembre de 2016. La estructura de hormigón, incluida la metálica de cubierta de la plaza, para el 31 de agosto de 2017. Y la impermeabilización debía acabar el 1 de febrero de 2018. El informe elaborado por la Dirección de Obra señala que, sin embargo, la cimentación y los muros se finalizaron el 18 de agosto pasado, mientras que el hormigonado de la losa de la planta baja se ha terminado el 29 de noviembre, es decir, con muchos meses de retraso. Al ritmo actual, señala la Dirección de Obra, se supone que la estructura de hormigón no se terminaría antes del mes de febrero del próximo año 2018.

Por otra parte, la empresa Dragados no ha comunicado que haya subcontratado todavía la fabricación de la estructura metálica de la cubierta de la plaza, por lo que desde la Dirección de Obra no resulta posible señalar una fecha previsible de terminación de dicha estructura, que de acuerdo con el pliego del contrato debía haber estado concluida para el pasado 31 de agosto.

Es decir, los plazos se siguen incumpliendo de forma reiterada y los retrasos se siguen acumulando. Y como consecuencia de estos incumplimientos, el Ayuntamiento ha decidido acogerse a una de las cláusulas suscritas por ambas partes en el contrato según la cual “será causa potestativa de resolución del contrato el incumplimiento de los plazos de ejecución parciales, cuando el retraso en cualquiera de esos plazos parciales sea superior a tres meses”.

En el caso del plazo segundo, el correspondiente a la finalización de la estructura de hormigón y metálica, concluía el 1 de septiembre, sin que a fecha de 1 de diciembre, es decir, tres meses después, haya terminado esa parte de la obra. Por tanto, el Ayuntamiento ha iniciado ya los trámites para la rescisión del contrato.

El Ayuntamiento inicia el proceso de rescisión del contrato de la obra de Errebal por incumplimiento de los plazos parciales

Errebal.