El Ayuntamiento de Eibar inicia el procedimiento de contratación para construir el ascensor público que unirá el centro con el barrio de Jardiñeta

03/01/2018
En unos días, saldrá a licitación la obra, con la previsión de que se adjudique en marzo, y los trabajos comiencen en abril. El proyecto sale a licitación en 875.590,27 euros, y consiste en un elevador que partirá desde la calle Julián Etxeberria y desembocará en Aldatze a través de una pasarela, así como de la urbanización de la zona de Aldatze al objeto de facilitar el tránsito peatonal.

El procedimiento para la contratación de la construcción del ascensor público que unirá la céntrica calle Julián Etxeberria con el barrio de Jardiñeta ya está en marcha. El anuncio de licitación será publicado en unos días y, según las previsiones actuales, en marzo, se adjudicará la obra, que comenzará en abril.

El proyecto sale a licitación con un presupuesto de ejecución de 875.590,27 euros, y recoge también la urbanización de la calle Aldatze, que tiene como objeto facilitar el tránsito peatonal existente en la zona baja, dado que la citada calle se encuentra en las inmediaciones de varios centros escolares, con la creación de un paso de peatones y el ensanchamiento de una acera, así como mejorar las condiciones estéticas de la zona.

El ascensor, que tendrá una capacidad para trece personas, se situará en el callejón entre los números 1 (edificio de Telefónica) y 3 de Julián Etxeberria y salvará una altura de 26,34 metros hasta Aldatze. El espacio sobre la vía del ferrocarril entre el ascensor y Aldatze se salvará con una pasarela metálica de 11,50 metros.

Ubicación elegida por los/as vecinos/as de la zona

La decisión de construir el ascensor entre las calles Julián Etxeberria y Aldatze fue adoptada después de que, en un proceso de participación ciudadana impulsado por el Ayuntamiento de Eibar el pasado mes de junio, el 76% de las personas que participaron en el mismo eligiese dicha ubicación, en vez de la otra opción, basada en la conexión entre Muzategi y Jardines.

Con esta obra, el Ayuntamiento de Eibar da respuesta a una petición de los vecinos del barrio de Jardiñeta, lo que, al mismo tiempo, permite seguir avanzando en el plan de mejora de la accesibilidad a los diferentes barrios de la ciudad que los/as responsables municipales vienen impulsado en los últimos años mediante escaleras y rampas mecánicas, así como con ascensores en la vía pública. Un plan en el que Eibar sigue siendo una ciudad pionera.

Contenido relacionado

El 76% de los/as vecinos/as de Jardines y Aldatze que han participado en la encuesta elige el proyecto del ascensor entre Julián Etxeberria y Jardiñeta