Declaración institucional del Ayuntamiento de Eibar: "No al olvido". Homenaje a D. Alejandro Telleria Estala (ex alcalde-presidente del Ayuntamiento de Eibar)

Imagen del el acto de homenaje a Alejandro Telleria "Alkate Txikixa" (1876-1939).

Imagen del el acto de homenaje a Alejandro Telleria "Alkate Txikixa" (1876-1939).

25/09/2020

El Teatro Coliseo acogió ayer jueves, 24 de septiembre, el acto de homenaje a Alejandro Telleria "Alkate Txikixa" (1876-1939), en una sesión plenaria extraordinaria en la que estuvieron presentes los/as familiares del que fuera alcalde de Eibar, así como las principales entidades eibarresas y ex alcaldes de nuestra ciudad.

La sesión, que se emitió por streaming, a través del canal oficial de Youtube del Ayuntamiento de Eibar, sirvió para poner de manifiesto y aprobar la siguiente declaración institucional:

Alejandro Telleria, Alkate Txikixa 

Un hombre pequeño, un grabador eibarrés, una persona que por sus inquietudes sociales y por intentar hacer un pueblo mejor fue elegido alcalde  de Eibar en 1920, hasta que, en febrero de 1921 fue suspendido del cargo y juzgado por un tribunal militar bajo la acusación de incitación a la sedición por incumplir el control de las publicaciones al consentir que se sellara con el sello de Alcaldía una hoja suelta de carácter injurioso contra el Ejercito, acusación de la que, finalmente, fue absuelto en 1922. Reelegido de nuevo en las elecciones del 12 de abril de 1931, a los dos días se proclamó la República desde el balcón del Consistorio eibarrés. Bajo su mandato se construyeron escuelas rurales, el lavadero de Txonta,  el nuevo kiosko de música de Untzaga… Todas ellas, obras destinadas a mejorar la vida de la gente.

Permaneció en la Alcaldía hasta la revolución de octubre del 34, y  a consecuencia de la misma estuvo encarcelado durante 15 meses en la prisión de Pamplona con 238 eibarreses más, hasta que fue amnistiado en 1936. Recuperado de nuevo el bastón de mando, Alejandro Tellería fue uno de los tres componentes de la mesa cuarta para la elección del lehendakari Agirre, mesa que compartió con Florencio Marquiegui, alcalde de Deba que, en 1937, fue fusilado en Santander.   

Después llegó la guerra,  el esfuerzo para abastecer a Eibar, la responsabilidad de la evacuación de la mayor parte de la población civil y la movilización de la industria local; y, luego, la partida a Santander, de allí  a Sestao y, por último, el fallido intento de pasar a Francia. Apresado en San Sebastián, fue trasladado a Burgos y después a la prisión-exterminio de Valdenoceda, donde enfermó. Murió en el Hospital de Burgos el 24 de octubre de 1939. Luego, el abandono y la oscura noche del franquismo.    

No queremos olvidar aquellos hechos; no podemos dejar en el olvido a un alcalde y a todos los miembros que conformaron aquella Corporación despojada de todos sus derechos; es nuestra obligación recordar a todos los eibarreses que fueron fusilados; a los trabajadores y trabajadoras municipales que fueron condenados al ostracismo por cumplir con su obligación, a todas aquellas maestras desterradas, a toda la gente que tuvo que huir de Eibar y vivir en el exilio, a todos los eibarreses y eibarresas forzados a vivir en un obligado y denso silencio en su propio pueblo. 

Hay olvidos que duelen y son casi imposibles de reparar. Por eso, para recordar y para que no se vuelvan a repetir hechos que causaron tanta tristeza y tanta muerte, es de justicia rememorar la figura de Alejandro Telleria Estala, el alcalde de Eibar que, con todos sus aciertos y desaciertos,  simboliza a todas aquellas personas que se esfuerzan por mejorar la vida de la gente, a todas las personas que, de manera sincera y honesta, trabajan por un ideal y en pro de su pueblo. Queremos y estamos obligados a recordar a toda la gente que murió en circunstancias que ningún ser humano ha de soportar, para que nunca más caigan en la sima del olvido, ese olvido que ciega nuestra propia historia. 

 

Vídeo: Acto de homenaje a Alejandro Telleria "Alkate Txikixa"