Tres empresas han presentado sus ofertas para la construcción del primero de los ascensores de Mekola

Infografía del primero de los ascensores de Mekola.

Infografía del primero de los ascensores de Mekola.

04/01/2023

Las obras, que salieron a licitación en la cantidad de 1.825.000 euros y un plazo de ejecución de 44 semanas, serán adjudicadas este mes, tras analizar las distintas ofertas. El plan de mejora y reurbanización de toda la zona de Mekola incluye la creación de un segundo ascensor que llegará hasta Arrate Bide y de una zona de parque y jardín y la reurbanización de un área de esparcimiento en la parte trasera de San Juan.

Tres empresas optan a la ejecución del primero de los ascensores públicos que unirán el centro de Eibar con Arrate Bide a través de la zona de Mekola. Finalizado el plazo para la presentación de ofertas, han sido aceptadas las propuestas de tres firmas constructoras, ofertas que ahora serán analizadas por la mesa de contratación, con la previsión que durante el presente mes de enero se lleve a cabo la adjudicación de los trabajos a una de ellas.

En palabas del alcalde, Jon Iraola “con la próxima adjudicación del primero de los ascensores, damos un paso muy importante para la construcción de estos accesos mecánicos que van a mejorar de forma sustancial la accesibilidad de estas calles, así como su conexión con el centro de la ciudad. Además, se trata de un proyecto muy solicitado por los vecinos y vecinas de esta zona, por lo que atendemos también su demanda.”.

Hace unas semanas salió a licitación la ejecución de los trabajos contemplados en este proyecto (el ascensor inferior) con un presupuesto inicial de licitación de 1.825.095,64 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 44 semanas.

La obra que será adjudicada este mes incluye tanto la creación del ascensor como las obras correspondientes a la preparación del terreno sobre el que se situará la base del elevador. Este ascensor partirá desde la zona del Paseo de la Igualdad (paseo sobre las vías del tren en la parte trasera del Ayuntamiento) y llegará hasta la calle Mekola. El arranque de este elevador se situará en una zona de parque resultante de la excavación que se llevará a cabo en terrenos del antiguo chalet de Vildósola, para dejarla a la misma cota que el actual paseo sobre las vías.

En una segunda fase, se construirá un segundo ascensor, al que se accederá mediante una pasarela desde el final del primer ascensor, que alcanzará hasta Arrate Bide (carretera de Arrate), y que se situará junto a la nueva urbanización de viviendas que está actualmente en fase de construcción. El Ayuntamiento ya trabaja en la preparación del proyecto de este segundo ascensor.

El ascensor que ahora se va a adjudicar permitirá salvar una altura de 11 metros y dispondrá de una parada intermedia para dar servicio a la zona de las casas de Mekola. El proyecto de ascensores quedará integrado en un plan más amplio que incluye la creación de una zona de parque en los terrenos en los que se ubicaba el antiguo chalet de Vildósola, con un amplio espacio ajardinado y la reurbanización del área de esparcimiento ubicada en la parte trasera de la calle San Juan.

La mejora de la accesibilidad a Mekola mediante ascensores públicos es fruto de un proceso participativo con vecinos y vecinas del entorno. Como resultado de aquel proceso y de las correspondientes reuniones, surgieron diversas ubicaciones posibles para los ascensores, consensuándose entre los y las participantes en el proceso, tras un debate, la opción definitiva, que es la que la empresa adjudicataria de la redacción del proyecto tuvo en cuenta.

En el proceso participativo se acordó, asimismo, plantear mejoras para la calle Mekola, desde la urbanización de la VPO de Ardantza hasta la confluencia con Arrate Bide así como una reflexión sobre el tráfico en esta zona.