La zona este de Eibar será mejorada en los próximos tres años con proyectos estratégicos cuya inversión total asciende a más de 30 millones de euros

Imagen de archivo de la calle Barakaldo.

Imagen de archivo de la calle Barakaldo.

26/04/2023

Los planes para los próximos ejercicios incluyen la construcción del paseo sobre la cobertura del trazado ferroviario, la rehabilitación de Hijos de Gabilondo, la construcción de viviendas protegidas en Lapeyra, la regeneración integral de Murrategi y la reurbanización de Arragueta. Algunos de los proyectos programados son fruto de los acuerdos alcanzados entre los grupos municipales PSE-EE y EH Bildu, así como del apoyo económico obtenido desde otras instituciones para llevarlos a cabo de diferentes administraciones.

La denominada zona Este de Eibar, que comprende las calles Barakaldo, Barrena, Azitain y Murrategi, experimentará en los próximos tres años importantes cambios urbanísticos que permitirán la rehabilitación y una mejora sustancial de este ámbito a través de varios proyectos de carácter estratégico, para lo cual se llevarán a cabo unas inversiones económicas de más de 30 millones de euros.

El alcalde de Eibar, Jon Iraola, ha puesto de manifiesto la importancia de estas actuaciones, dado que “los proyectos que estamos desarrollando a corto y medio plazo para esta zona, así como las cifras de inversión, son un claro reflejo de la apuesta del Ayuntamiento por convertir esta zona en un polo de atracción de la vida socioeconómica de Eibar”.

En ese sentido, Iraola ha querido poner de relieve que la configuración urbanística de la zona “es compleja, con muchos antiguos edificios industriales y locales sin actividad y vacíos, pero aun así el compromiso y el esfuerzo negociador con propietarios/as e instituciones ha posibilitado que podamos llevar a cabo nuevas infraestructuras que redundarán en una mejora directa de la calidad de vida de los/as vecinos/as de la zona y de la ciudadanía en general”.

Las actuaciones previstas más notables, en ese sentido, serán la creación del paseo peatonal entre Estaziño y Azitain mediante la cobertura del trazado del ferrocarril, la construcción de viviendas protegidas en el antiguo edificio industrial de Rafael Lapeyra, la rehabilitación del conjunto de instalaciones de la antigua empresa Hijos de Gabilondo, y la regeneración integral del barrio de Murrategi.

Para llevar adelante estos proyectos, el Ayuntamiento contará con el apoyo económico de diversas administraciones superiores, entre las que figuran el Gobierno Vasco, el Gobierno central o las instituciones europeas a través de los fondos Next Generation, que han comprometido una serie de aportaciones económicas, “lo que pone en valor la capacidad negociadora de este Ayuntamiento”, ha destacado Iraola.

El proyecto más destacado y transformador será la cobertura del trazado del ferrocarril entre Estaziño y Azitain, y la consiguiente creación de un paseo peatonal, con un presupuesto de 17 millones de euros, que será financiado al 90% con fondos europeos, y el restante 10%, a partes iguales, entre el Ayuntamiento y el Gobierno Vasco. Los trabajos para la construcción de la cobertura del tren ya están en marcha y se prolongarán durante el próximo año.

La consecución de la ayuda económica a través de los fondos europeos Next Generation para esta actuación ha permitido al Ayuntamiento modificar sus previsiones presupuestarias, de manera que gran parte de la inversión inicial programada para este proyecto podrá ser destinada a otras actuaciones en los planes de regeneración de la zona de Barakaldo, Barrena y Azitain.

En concreto, la iniciativa más destacada es la rehabilitación y transformación del edificio y del espacio ocupado por la antigua fábrica de Hijos de Gabilondo para convertir estos terrenos en una zona de esparcimiento e impulso socioeconómico al servicio de la ciudadanía. El Ayuntamiento adquirió en propiedad estos terrenos por 2.750.000 euros y destinará alrededor de otros 7,5 millones para su rehabilitación y transformación, de los que 5 millones serán sufragados por el Departamento de Planificación Territorial y Agenda Urbana del Gobierno Vasco.

En estos momentos, el Ayuntamiento está finalizando un anteproyecto elaborado por un estudio de arquitectura de Eibar para la rehabilitación de parte del edificio así como de la urbanización de las inmediaciones.

La reconversión del antiguo edificio industrial de Rafael Lapeyra, en la calle Barrena número 34, para la construcción de una veintena de viviendas protegidas, es otro de los proyectos relevantes. El Ayuntamiento compró recientemente este inmueble por algo más de 500.000 euros, para cedérselo al Gobierno Vasco, que será el encargado de la promoción residencial.

Una de las principales características de este proyecto es que el Ayuntamiento ha ofrecido a los/as vecinos/as de las viviendas situadas en los bajos del edificio de Electrociclos (números 29, 31, 33 y 35 de la calle Barakaldo) la posibilidad de la permuta de sus casas por otras en el futuro edificio de Barrena, siempre que se sientan perjudicados por la construcción del paseo sobre las vías del tren. El Ayuntamiento y el Gobierno Vasco están trabajando en estos momentos sobre los detalles de cómo formalizar dicha permuta.

Y, además de facilitar la nueva promoción de viviendas, la transformación del antiguo edificio de Lapeyra y la reurbanización de esta zona, permitirá dar una solución a los actuales problemas de accesibilidad al número 36 de Barrena y evitar la pronunciada pendiente que actualmente hay que superar para acceder a estas viviendas.

La regeneración del barrio de Murrategi constituye otra de las actuaciones destacadas para la mejora urbanística de la zona Este. Este proyecto será posible gracias a la enmienda presentada por EH Bildu a los presupuestos generales del Estado, y aceptada por el Gobierno socialista, de forma que la reconversión de Murrategi contará con una subvención estatal de 3 millones de euros.

Desde la aprobación del Plan Especial de Rehabilitación Integrada de Murrategi, el cual ya fue expuesto a los vecinos y vecinas en su momento, el Ayuntamiento viene trabajando en la aplicación de las propuestas recogidas en el mismo. Y en ese sentido, durante 2022 el Ayuntamiento ya adquirió dos de las parcelas afectadas por el ámbito del Plan. Además, el Ayuntamiento viene gestionando, junto con el Gobierno Vasco y la Diputación de Gipuzkoa, las propuestas de regeneración del río Ego y sus márgenes en el marco de la mejora de todo el entorno.

Además de todo lo anterior, es preciso recordar que el Ayuntamiento de Eibar ha puesto ya en marcha los trabajos que permitirán la reurbanización de la calle Arragueta, lo que supondrá una considerable mejora para los vecinos y vecinas del entorno. Dicho proyecto fue presentado la semana pasada, cuya estimación económica supera los 1,2 millones de euros.

Asimismo, el Gobierno Vasco está ejecutando la habilitación de nuevas viviendas para jóvenes en el edificio del antiguo juzgado de Bittor Sarasketa, que finalizará próximamente.

Por último, cabe señalar el potente proceso generador que se está desarrollando en Txonta y que, hasta la fecha, ha supuesto una inversión de en torno a 5 millones de euros en la rehabilitación de viviendas.

El acuerdo entre los grupos municipales PSE-EE y EH Bildu

Una buena parte de estas actuaciones programadas para la zona Este serán posibles gracias a los acuerdos alcanzados en 2021 por el equipo socialista con el grupo municipal de EH Bildu, y que permitirán llevar a cabo los proyectos. Jon Iraola ha destacado la sintonía del grupo municipal socialista con el grupo EH Bildu para el impulso y la puesta en marcha de proyectos regeneradores estratégicos para la ciudad.

En ese sentido, el acuerdo con EH Bildu contempla el apoyo de este grupo a la construcción del paseo sobre las vías de tren, la nueva ordenación urbanística del barrio de Txonta que permitirá su reurbanización y la promoción de vivienda protegida a cargo del Gobierno Vasco, así como varias actuaciones más para los próximos años.

Entre estas últimas actuaciones figuran la activación de un plan piloto de activación, orientación y acompañamiento laboral para la ciudadanía de la zona. Un segundo proyecto acordado entre los dos partidos es la puesta en marcha de un programa de revitalización del pequeño comercio en Barakaldo-Barrena-Azitain, que incluye una línea de subvenciones para el adecentamiento de locales comerciales y apoyo al pago del alquiler, así como la colaboración con personas emprendedoras para la ubicación de servicios/empresas de nueva creación.

Y, por último, el tercero de los proyectos es el rediseño de los parques infantiles de juegos de las calles Barrena y Barakaldo mediante procesos integrales de participación ciudadana con los/as niños/as y padres y madres del barrio.