La diputada de Cultura visita junto al alcalde de Eibar el retablo mayor de la Iglesia de San Andres recientemente restaurado

Imagen de la parroquia San Andrés.

Imagen de la parroquia San Andrés.

20/01/2023

A lo largo del año 2022 y principios de 2023, se han realizado diferentes trabajos de conservación en el retablo. Por una parte, se han intervenido los retablos laterales realizando trabajos de estabilización de elementos sueltos y caídos. La diputada, María José Telleria, junto con el alcalde, Jon Iraola, ha aprovechado para visitar también el órgano de la iglesia que se ha visto dañado por la caída de una piedra de la bóveda de la parroquia.

El retablo mayor de la parroquia de San Andrés es una de las joyas artísticas más preciadas y valiosas de Eibar. Su construcción se inició hacia la mitad del siglo XVI. El retablo fue tallado por Andrés Araoz y su hijo Juan Araoz, ambos conocidos artistas renacentistas. Tras un parón de más de 100 años, el pueblo de Eibar decidió seguir con los trabajos del retablo, y en 1736 se retoman las labores para acabar definitivamente el retablo. Esta vez son los eibarreses Hilario Mendizabal y Fernando de Arizpe los encargados del trabajo, con la colaboración de Juan Bautista de Mendizabal, Domingo de Alzaga y Juan de Irazabal. Este retablo que está declarado como Bien Cultural con categoría de monumento por el Gobierno Vasco.

A lo largo del año 2022 y principios de 2023, se han realizado diferentes trabajos de conservación en el retablo. Por una parte, se han intervenido los retablos laterales realizando trabajos de estabilización de elementos sueltos y caídos. Durante las revisiones llevadas a cabo por equipos especializados en restauración, se observó que el retablo presentaba una gran acumulación de polvo y depósitos, lo que, además de distorsionar su visión, perjudicaba su conservación. Además, se pudo constatar la aparición de elementos sueltos con peligro de desprendimiento, por lo que, desde el departamento de Patrimonio de Diputación Foral de Gipuzkoa, se estimó conveniente la realización de una intervención de urgencia.

Es por ello que durante los trabajos de restauración que se llevaron a cabo hasta finales del año 2022, dirigidos por la restauradora Sonia Sanz, se procedió a la limpieza del retablo, la estabilización de elementos y la revisión de los amarres que sustentan las piezas del retablo, realizando, asimismo, un estudio de las policromías y material constructivo. Durante esos trabajos se observó la necesidad de continuar con los trabajos iniciados, para realizar labores no contempladas en el presupuesto inicial.

Jon Iraola, alcalde de Eibar, se ha mostrado muy contento con el resultado de la restauración del retablo “ha quedado muy bien. Solemos realizar visitas guiadas a la iglesia, y el aspecto que se van a encontrar los ciudadanos no tiene nada que ver con el aspecto de antes. La Parroquia de San Andrés es, además, uno de los máximos exponentes del rico patrimonio monumental y artístico que tenemos en Eibar, gracias al retablo mayor. Por ello, quiero agradecer al departamento de Cultura de la Diputación Foral de Gipuzkoa su apoyo y compromiso con el patrimonio eibarrés. Sin duda, tras los trabajos de restauración, el retablo volverá a tener el aspecto y el brillo que una pieza artística de este calado merece”. 

El coste de la intervención del retablo mayor de la Iglesia de San Andrés ha sido de 73.600 euros y se ha realizado en dos fases. La restauración ha sido financiada por la Diputación y la parroquia, gracias al convenio de colaboración que existe entre departamento de Cultura de la diputación de Gipuzkoa y la diócesis de San Sebastian para la conservación del patrimonio cultural de Gipuzkoa.

Caída de una piedra al órgano de la Iglesia

Por otro lado, durante la visita a la parroquia de San Andrés, la diputada y el alcalde han querido ver el órgano, que ha resultado dañado después de que una piedra de la bóveda de la parroquia de San André se haya desprendido esta pasada noche.

Ha sido el propio párroco de la iglesia, Pedro Laskurain, el que, junto con los técnicos que estaban arreglando el órgano, ha encontrado la piedra sobre el órgano.

Tras analizar la situación, los técnicos de patrimonio, en coordinación con la parroquia, se han puesto en contacto con una empresa especializada para acometer cuanto antes los trabajos de aseguramiento correspondientes. La empresa ha acudido esta tarde para ver de qué manera se puede acceder a la zona afectada dada su altura y las dificultades que tiene. El objetivo es realizar los trabajos de la forma más segura y rápida posible. 

María José Telleria, diputada de Cultura, ha comunicado que “esta tarde una empresa especializada vendrá para analizar en qué la condiciones está la bóveda y asegurar de que no haya más desprendimientos”. 

Jon Iraola, alcalde de Eibar, se ha mostrado en la misma línea, asegurando de que “lo más importante ahora es asegurar la estructura para que la cosa no pase a mayores”.

Por último, el párroco Pedro Laskurain ha declarado que “es una pena lo que ha pasado y sobre todo que haya caído encima del órgano que estaba en proceso de restauración y según los plazos iba estar terminado para abril. Ahora habrá que ver cuál es el alcance y cuanto se retrasará el arreglo”.