El Ayuntamiento requiere a la empresa EIPC que adopte las medidas necesarias para acabar con la emisión de humos y malos olores

Imagen de archivo de la empresa EIPC.

Imagen de archivo de la empresa EIPC.

29/07/2022

Desde hace un tiempo, el vecindario del entorno ha expresado sus quejas por los constantes olores desagradables y la emisión de humos. La empresa ya está trabajando en la adopción de medidas correctoras, que se pondrán en marcha en septiembre tras conocerse los resultados de los análisis y estudios que se están llevando a cabo.

El Ayuntamiento de Eibar se ha dirigido a la empresa Eibar Precision Casting SL (EIPC) para que adopte la medidas necesarias para poner fin a las emisiones de humo y malos olores que desde hace un tiempo se vienen produciendo y que han sido motivo de quejas por parte del vecindario del entorno de la factoría, situada entre Torrekua y Barrenengua.

Las molestias producidas a la población están relacionadas con la cantidad de humo y la concentración de olor en el entorno de la fábrica, así como en la frecuencia de estos episodios de humos y olores. Tras varias visitas de técnicos municipales a las instalaciones ubicadas en las naves industriales del entorno de Alfa, se concluyó que EIPC es la empresa generadora de estas molestias.

Conocida la situación, el Ayuntamiento, desde un primer momento, trasladó a la empresa su preocupación y la de los/as vecinos/as por estas emisiones, y desde entonces está realizando un seguimiento de las acciones para poner fin cuando antes a este problema.

Según los primeros análisis, EIPC dispone de varios focos emisores, para los que cuenta con la correspondiente autorización de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera, y por tanto están sometidos a un régimen de control y seguimiento estricto por parte del Gobierno Vasco, por lo que periódicamente deben realizar controles de las emisiones de sus focos.

Por otra parte, desde el Ayuntamiento se ha dado traslado al servicio de Inspecciones del Gobierno Vasco de todas las quejas recibidas, y se ha requerido a la empresa a que realice un estudio para identificar las causas de estas molestias e implemente las medidas correctoras necesarias tendentes a la desaparición de las causas de los olores denunciados por el vecindario y a la reducción de emisiones de humos.

Para tratar de dar solución al problema, se han establecido unos plazos para que EIPC lleve a cabo las actuaciones necesarias para poner fin al problema. Y en ese sentido, la empresa ha demostrado su clara voluntad por solucionar el problema lo antes posible y no generar ninguna molestia al vecindario.

Además de haber presentado con anterioridad los resultados de las mediciones realizadas recientemente, este mismo mes de julio ha presentado copia del contrato de la empresa que ha realizado un estudio de sus instalaciones, e instalará un sistema de equipos de filtración, filtro de mangas y filtro de carbón activo con el fin de dar solución al problema que puedan estar generando olores y molestias.

Según el requerimiento municipal, antes del 30 de septiembre, la empresa deberá presentar los resultados del estudio realizado, así como la descripción y el cronograma de las medidas correctoras a implantar. Tras la presentación del estudio, los trabajos contenidos en el mismo se iniciarán a continuación, con un plazo de ejecución aproximado de diez semanas, y siempre con el compromiso de que estén finalizados antes del 31 de diciembre de este año.