El Ayuntamiento pondrá en marcha en breve el proyecto para la peatonalización permanente de las calles Toribio Etxebarria y Zuloagatarren

Imagen del futuro edificio de aparcamiento que se construirá en una parcela municipal de Ardantza.

Imagen del futuro edificio de aparcamiento que se construirá en una parcela municipal de Ardantza.

18/05/2022

Esta actuación se enmarca en la planificación que está llevando a cabo el equipo de Gobierno municipal para lograr un centro urbano en el que los/as peatones/as sean los/as protagonistas, al tiempo que se reducen las emisiones de CO2 y mejora la calidad del aire en la ciudad. Todas las medidas que se deriven de este proyecto se desarrollarán en base al estudio elaborado por LEBER en relación a las posibilidades de configuración urbanística que ofrece la ciudad, y que fue presentado ayer, en el seno de la comisión de Tráfico.

El equipo de gobierno municipal, a iniciativa del alcalde, Jon Iraola, pondrá en marcha en breve un proyecto de transformación y mejora urbana del centro de Eibar, y que culminará con la peatonalización permanente de las calles Toribio Etxebarria, Zuloagatarren y parte de Julián Etxeberria. De esta forma, se creará un eje peatonal que se extenderá desde la plaza de Unzaga hasta, aproximadamente, el número 10 de la citada calle Julián Etxeberria, para lo que también se contemplan modificaciones en el tráfico rodado.

Todo ello se va a ejecutar en base a las premisas recogidas en el estudio que encargó el Ayuntamiento de Eibar a LEBER, consultoría especializada en análisis relacionados con la movilidad y la configuración urbanística, a fin de garantizar que el proyecto sea viable y pueda ejecutarse de forma solvente. Un estudio que fue presentado en el seno de la comisión de Tráfico celebrada ayer, 17 de mayo.

Las principales actuaciones previstas para el centro de la ciudad han sido presentadas esta mañana, en la rueda de prensa ofrecida por el alcalde, Jon Iraola, y el concejal y presidente de la comisión de Tráfico, Pedro Escribano.

En dicha presentación, Iraola ha señalado que “se trata de un proyecto estratégico para la ciudad y que debemos impulsar con premura, no sólo porque la ciudadanía lo demanda y es una tendencia de todas las ciudades modernas de nuestro entorno, sino porque la pandemia ha puesto encima de la mesa la necesidad de generar espacios libres de coches para el disfrute de las personas. Y, en ese objetivo, Eibar no puede ser una excepción”.

Así, el alcalde ha añadido que “aunque la configuración urbanística actual de Eibar hace que este proyecto sea quizás más complejo que en otras ciudades, entiendo que hemos de hacer el esfuerzo para conseguirlo, no sin antes conocer de forma minuciosa y detallada cuáles son las opciones de mejora urbanística que nos ofrece nuestro municipio. Por ello, hemos considerado indispensable encargar a LEBER la elaboración de un trabajo para conocer las posibilidades que nos ofrece la ciudad en términos de peatonalización y de generación de espacios para el/la ciudadano/a.”

La ejecución de este importante proyecto de transformación urbana requerirá la ejecución de importantes obras en la ciudad.

Una de ellas es la reurbanización y mejora de la calle Julián Etxeberria y el parque del ambulatorio, cuyo proyecto de ejecución quedará terminado en las próximas semanas, y que, además de servir para ampliar y mejorar la zona de esparcimiento del parque y reurbanizar esta calle, trae consigo un cambio en el sentido del tráfico rodado tanto en esta calle como en travesía de San Agustín, para lo que se realizarán las adecuaciones correspondientes en el trazado, el firme, la señalización y el mobiliario urbano.

De conformidad con lo anterior, los vehículos que circulen por la calle Errebal y deseen tomar dirección Donostia- San Sebastián, podrán girar a la izquierda frente al actual parque de Aldapatxo, subiendo por Julián Etxeberria e incorporándose a la calle Bidebarrieta. Asimismo, los vehículos que circulen por la calle Bidebarrieta podrán girar a la izquierda por la travesía de San Agustín para incorporarse a la calle Errebal.

Por otro lado, otra de las obras a realizar es la construcción de un nuevo edificio de aparcamiento en una parcela municipal de Ardantza, proyecto que próximamente saldrá a licitación, y que supondrá más aparcamiento para la zona centro y la posibilidad de avanzar en este proyecto de manera solvente.

En concreto, la parcela, sita el número 2 de la calle Aldatze, acogerá un parking de dos plantas (planta baja y primera) que pondrá a disposición de la ciudadanía 58 nuevas plazas de aparcamiento (21 de ellas cubiertas), dotando así a la zona centro de Eibar de un nuevo espacio de estacionamiento de vehículos.

Así, el alcalde ha querido dejar bien claro que “este edificio se integrará perfectamente en el entorno y, además de generar el aparcamiento correspondiente, dotará a los/as vecinos/as de una amplia zona de esparcimiento tranquila y soleada de la que a día de hoy carece el entorno.”

Por su parte, el concejal responsable de Tráfico, Pedro Escribano, ha destacado que “el proyecto en el que estamos trabajando, además de suponer un paso muy importante en la movilidad peatonal, será muy beneficioso desde el punto de vista medioambiental, ya que dichos espacios, exentos de tráfico rodado, contribuyen a la reducción de emisiones a la atmósfera y a la mejora de la calidad del aire en la ciudad.”

Finalmente, Escribano ha señalado que “este trabajo, cuyo objetivo es la ampliación de las zonas peatonales de la ciudad, no se circunscribe únicamente a la zona centro, sino que la idea del Ayuntamiento es ahondar en esta idea, también, en los barrios de la ciudad, por lo que continuaremos trabajando en ese sentido.”

Iraola ha añadido que “estamos trabajando para, próximamente, exponer los detalles de este proyecto tan importante para la ciudad al comercio y la hostelería de la zona a fin de que los conozcan de primera mano así como conocer sus preocupaciones e inquietudes al respecto.”

Por último, y dentro de la estrategia de reconfiguración del tráfico rodado y del aparcamiento en el centro urbano que posibilite todo lo anterior, en la Comisión de Tráfico municipal celebrada ayer también se presentó la posibilidad de eliminar la zona azul existente en las calles San Juan y Bidebarrieta, a fin de compensar la pérdida de aparcamiento en zona blanca que va a suponer la próxima entrada en funcionamiento del sistema de OTA rotatoria en el parking de la planta -1 de Errebal.

 “Entendemos que para implantar la OTA en el parking -1 de Errebal debemos actuar en las zonas azules de las calles colindantes, tal y como refrenda el Estudio elaborado por LEBER. Confiamos en que estas medidas sirvan para aliviar y mejorar la situación del aparcamiento en nuestra ciudad mientras creamos otras infraestructuras, tales como el nuevo aparcamiento en Ardantza y el de Legarre.” ha concluido Iraola.