Eibar saca a licitación las obras para la creación y acondicionamiento del parque natural de un bosque-jardín en Miraflores

El barrio de Miraflores desde la carretera hacia Arrate.

El barrio de Miraflores desde la carretera hacia Arrate.

28/12/2021

El proyecto contempla la construcción de un espacio de juegos, ocio y esparcimiento en el antiguo parque y el acondicionamiento de la ladera de monte con sendas, jardines forestales y zonas de entretenimiento. El presupuesto de los trabajos es de 270.000 euros y el plazo para la ejecución de las obras son 14 semanas.

La zona eibarresa de Miraflores contará próximamente con un espacio de bosque-jardín con un área recreativa que dispondrá de elementos recreativos de carácter natural, otorgando a todo el espacio una tipología de aula abierta con el fin de que, además de transformarse en una zona de ocio y esparcimiento, sea un lugar donde se puedan impartir distintas enseñanzas medioambientales.

El proyecto, sobre el que el Ayuntamiento llevaba trabajando ya un tiempo, ha experimentado un importante avance después de que hayan salido ya a licitación los trabajos para el acondicionamiento. El presupuesto de esta actuación es 269.949 euros y el plazo de ejecución de los trabajos es de 14 semanas. El plazo para la presentación de ofertas para la realización de los trabajos está abierto hasta el próximo 14 de febrero.

La parcela en la que se va a ubicar el nuevo bosque-jardín cuenta con más de 16.000 metros cuadrados, que se extienden entre el actual parque situado junto a la carretera de Arrate, próximo al acceso de vehículos al barrio de Miraflores, y la ladera boscosa de monte. La actuación se llevará a cabo en base a un proyecto encargado en su momento por el Ayuntamiento a la firma Girder Ingenieros asesorada por Lur Paisajistak.

El estudio define y valora los diferentes diseños para la creación de un entorno social, manteniendo las condiciones ambientales del lugar. Así, se plantea que los diferentes espacios que se creen se ajusten a todo tipo de usuarios/as, con jardines forestales y zonas de entretenimiento que permitan la realización de actividades como pasear, correr, jugar o aprender.

La propuesta de ordenación del bosque-jardín está constituida por dos espacios. Por un lado, el antiguo parque, situado junto a la carretera de Arrate que en su día acogió una zona de juegos infantiles y que actualmente se encuentra en estado de semiabandono y, por otra parte, la ladera del monte colindante.

En el antiguo parque, una superficie horizontal, se creará una zona de juegos infantiles no convencional con elementos de carácter natural, al tiempo que se le otorga a todo el espacio una tipología de aula abierta. Este espacio se compondrá de vallados de madera, montículos de asfalto, mikado de troncos de acacia, jardineras de neumáticos, asientos de troncos con forma de lápiz, paneles informativos, rocódromo, rocas calizas o escaleras de troncos verticales.

En la ladera colindante, se realizará una actuación para hacerla transitable, con la creación de dos sendas, una a modo de atajo que asciende directamente desde el parque hasta la coronación de la ladera y la otra, más pausada, que, siguiendo un trazado en zig-zag, recorre la totalidad del ámbito.

El proyecto se completa con una actuación en la GI-3950 (carretera de Arrate), consistente en la modificación de la carretera y en la ejecución de una plataforma peatonal junto al muro de contención, creando un punto de acceso que permita a los/as ciudadanos/as acceder hasta el bosque-jardín.

Esta parte del proyecto incluye la creación de una pasarela, consistente en un voladizo donde se apoyará una losa mixta con un ancho de 1,50 metros. Esta pasarela permitirá el acceso al parque desde el camino existente que conecta con el barrio de Jardiñeta hasta el cruce en la carretera.