Declaración institucional del Ayuntamiento de Eibar, con motivo del Día Mundial para la prevención del abuso sexual infantil

Ayuntamiento de Eibar.

Ayuntamiento de Eibar.

19/11/2021

Teniendo en cuenta que los Gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil deben jugar un papel importante en la promoción y el respeto de los derechos infantiles, tal y como son enunciados, específicamente en la Convención sobre los Derechos del Niño (artículos 19 y 34) y con el fin de contribuir a la protección infantil contra los abusos, la WWSF lanzó en el año 2000 el Día Mundial para la Prevención del Abuso contra los niños, niñas y adolescentes, destinado a ser conmemorado cada 19 de noviembre en sinergia con el Día de los Derechos del Niño (20 de noviembre), tiene por objetivo el poner en evidencia el problema de los abusos, así como la necesidad de intervenir urgentemente en la difusión de programas de prevención.

A nivel de Euskadi actualmente está en funcionamiento dentro de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco, la ponencia para el abordaje de los abusos sexuales contra la infancia en Euskadi, con el objetivo de elaborar un estudio que permita identificar elementos para la prevención, detección precoz y protección de las víctimas, además de ofrecer garantías de no repetición y reparación. Además existe una guía de “Pautas de actuación en casos de abuso y explotación sexual de niños, niñas y adolescente en Euskadi” elaborada por Ararteko. Pero a pesar de este avance en el análisis y en la mejora de respuestas institucionales frente a los abusos sexuales en la infancia, queda mucho trabajo por hacer.

La violencia y el maltrato contra niños, niñas y adolescentes, especialmente la sexual, es un problema universal y alarmante. A la vez es una de las violencias más devastadoras para las personas, cuyas secuelas les acompañarán el resto de su vida. Desde las Instituciones vascas, sabemos que el abuso sexual infantil, implica la existencia de un contexto de desigualdad o asimetría de poder, habitualmente a través del engaño, la fuerza, la mentira o la manipulación. En todo caso, se trata de una vulneración grave de los derechos del niño, la niña o adolescente.

Además de la falta de asistencia terapéutica psicológica, la cual es fundamental, a nivel judicial se da la situación de que en la mayoría de las ocasiones la víctima solo se atreve a denunciar pasados muchos años, cuando el delito ha prescrito. Con Ley Orgánica 8/2021 de 4 de junio, de protección integral a la infancia y adolescencia frente a la violencia, va a cambiar el criterio de actuación, para alargar el tiempo de prescripción de estos delitos. Pero sin duda la problemática fundamental en torno a los abusos sexuales infantiles, sobre la cual se sustentan las demás, es que sigue siendo una realidad muy silenciada. La mayoría de los abusos son intrafamiliares o del círculo cercano (88,5% según el estudio de la Fundación ANAR sobre la evolución de los abusos sexuales en la infancia en España entre 2008 y 2019) y se ocultan durante muchos años en una larga tradición de silencio y ocultamiento de los mismos, siendo cada vez más necesario que ocupen un lugar en la escena política y pública de nuestra sociedad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada cinco menores sufre abuso sexual antes de cumplir los 17 años. En Europa, EE.UU. y Canadá, un 20% de los niños y niñas han sido abusados sexualmente. En Euskadi, la violencia la sufren cada año 1.500 menores, víctimas de castigo físico, violencia sexual o ciberacoso. La mayoría de estas estadísticas se basan en los casos denunciados a las autoridades, lo que genera un enorme problema de subestimación de la realidad de los abusos sexuales, debido al fenómeno de la ocultación y el secretismo que existe con esta problemática social. Sabiendo que las cifras de casos de abusos sexuales en la infancia son muchísimo mayores, es fundamental que los estudios se hagan desde una perspectiva integral, y sobre todo que estén transversalizados por la perspectiva feminista, para así poder medir la magnitud de la problemática y actuar con la urgencia que requiere.

El abuso sexual infantil presenta tantas dimensiones que requiere la intervención de diferentes agentes y órganos de la administración. Además de la implicación de todas las instituciones públicas o servicios con presencia de niños, niñas y adolescentes en los que puede tener lugar la detección y reparación de comportamientos de esta naturaleza.

  • El Ayuntamiento de Eibar considera imprescindible poner el foco en incrementar recursos para la identificación y mecanismos de reparación de diversa índole, individual, social y comunitaria, por parte del sistema sanitario, educativo, institucional y social. Para de esta manera hacer efectivo el derecho a la reparación de toda persona superviviente a abusos sexuales en la infancia, y asegurar la existencia de medidas preventivas que no solo evitan la existencia de casos, sino que también visibilicen y conciencien a la sociedad sobre esta problemática.
  • El Ayuntamiento de Eibar, al igual que las distintas leyes que nos afectan y los pactos internacionales como la Convención de los derechos del Niño, reconoce el interés superior de las niñas y niños y a las personas menores de edad como sujetos titulares de derechos, además de como sujetos merecedores de la máxima protección.
  • El Ayuntamiento de Eibar subraya la necesidad de hacer campañas de sensibilización para concienciar a la sociedad, detectar con mayor precocidad e intervenir tempranamente sobre estas situaciones de violencia. Campañas dirigidas especialmente a las personas de los entornos cercanos de las y los menores, ofreciendo herramientas para identificar los signos de violencia doméstica o escolar, mayoritariamente ligada a la violencia infantil. De este modo todas estas personas podrán identificar este gravísimo problema social y dar la voz de alarma.
  • El Ayuntamiento de Eibar recalca la importancia de dar a conocer los recursos que actualmente hay, para que los que identifican estas situaciones y las víctimas que estén sufriendo abusos y maltrato puedan tener acceso a los recursos existentes y sentirse arropadas y acompañadas. Para ello es fundamental que la Diputación de Gipuzkoa adecue la normativa, modelos de atención y servicios que son de su competencia, a las pautas elaboradas por el Ararteko en materia de actuación para la prevención, atención y protección de la infancia frente a los abusos sexuales.
  • El Ayuntamiento de Eibar solicita a todas las instituciones su implicación para prevenir e identificar signos de abuso infantil, especialmente el abuso sexual en todos los entornos en los que hay interactuación adultos-niños, para que se puedan tomar medidas que lo identifiquen cuanto antes y limitar los daños posteriores.
  • El Ayuntamiento de Eibar recuerda la necesidad a todas las instituciones de integrar este tema en los programas de estudio dentro del sistema educativo para que se dispongan de herramientas en la detección del abuso infantil, especialmente personal médico, docente y todas las personas trabajadoras implicadas en el cuidado de menores y jóvenes.
  • El Ayuntamiento de Eibar ve con buenos ojos la puesta en marcha del proyecto piloto de atención integral a menores víctimas de abusos sexuales que bajo el nombre de "Barnahus", llegará a Euskadi de la mano de Save The Children, como primer paso para adaptarlo a la realidad vasca, aglutinando en un mismo espacio a todos los departamentos que intervienen estos casos, tanto judiciales como sociosanitarios. Además, muestra su disposición a colaborar en el desarrollo de este tipo de iniciativas.
  • El Ayuntamiento de Eibar manifiesta su deseo de impulsar la colaboración y coordinación entre Ayuntamientos, Diputaciones Forales, Gobierno Vasco junto con asociaciones dedicadas a la prevención del abuso sexual y el maltrato infantil, a fin desarrollar las iniciativas y garantizar los recursos necesarios que permitan prevenir, detectar y brindar una atención adecuada, de calidad que asegure el acceso a todos sus derechos, poniendo en marcha todos los protocolos y las medidas de atención y protección efectivas.
  • El Ayuntamiento de Eibar reconoce y valora el esfuerzo y trabajo de todas las organizaciones y asociaciones implicadas en erradicar este gravísimo problema, y hacen un llamamiento a apoyarlas. Reconoce y agradece también el esfuerzo realizado por víctimas anónimas y aquellas que han sido capaces de mostrarse públicamente, ya que en muchas ocasiones han sido quienes han trabajado para hacer frente al vacío institucional, concienciando en los medios de comunicación o abriendo camino en el sistema judicial.