¿Sabías que hace ya 130 años que se colocó la primera fuente de Ibarrecruz?

15/06/2022

Su construcción se realizó en 1892 y constaba de dos caños. En las fiestas de San Juan del año 1944 se inauguró la fuente que actualmente conocemos, con cuatro caños.

La construcción de la fuente de Ibarrecruz fue el resultado de una persistente demanda por parte de los eibarreses del entorno. Las primeras noticias se remontan al 2 de abril de 1884 cuando un grupo de 118 vecinos presentan una instancia dirigida al Ayuntamiento para la construcción de una fuente de agua potable en la calle Ibarrecruz ya que “se ven obligados a dirigirse diariamente a las fuentes de Urcusu y Rabal para su suministro”.

Cinco años después, el 21 de marzo de 1889 se presenta una segunda solicitud a instancias de Plácido Zuloaga y otros vecinos de la calle Ibarrecruz, para la construcción de una fuente de agua potable y un lavadero, aprovechando las obras para la construcción nueva alhóndiga.

Por último, el 5 de marzo de 1891, se presenta una tercera y definitiva instancia dirigida al Ayuntamiento por Cristóbal Echaniz  y numerosos  vecinos de Ibarrecruz a los que, en esta ocasión, se sumaron los de la calle de María Ángela, Estación, Arragüeta y Bidebarrieta, para  volver a pedir la construcción de una fuente en la plazoleta frente a la alhóndiga.

Atendida la demanda, la construcción se realizó en 1892, conforme el proyecto presentado por el maestro de obras y agrimensor Agustín Barrenechea y Salegui, con un  presupuesto de 1.505 pesetas. La fuente constaba de dos caños, dirigidos uno hacia la calle María Ángela y otro a la calle Arragüeta.

En 1935 el arquitecto municipal, Urbano de Manchobas,  propone las obras de la construcción  del proyecto de una nueva fuente de Ibarrecruz y evacuatorios y así hacer frente al problema del desempleo de numerosos obreros parados. No obstante, la obra no pudo ser ejecutada ya que todos los proyectos municipales se vieron suspendidos por la Guerra Civil.

En el año de 1944, ante la urgente necesidad para el abastecimiento de agua potable del vecindario, se aprueba la construcción de una fuente pública en la plazoleta de Ibarrecruz bajo la dirección del arquitecto Raimundo Alberdi y cuyo coste total ascendió a 28.859,24 pesetas. Según la memoria del proyecto “la fuente de cuatro grifos será de mármol blanco de Navarra finamente bujardado, que con la acción del tiempo adquirirá una agradable pátina, aun teniendo en cuanta las emanaciones de tantos talleres de Eibar”. La fuente se inauguró en las fiestas de San Juan de ese mismo año.

En el año 2021, con la nueva urbanización de la calle Errebal, se realizó el proyecto de restauración e iluminación de la fuente.