El Ayuntamiento de Eibar cede a Cruz Roja Eibar-Ermua tres viviendas en Amaña para la acogida de un total de 18 personas refugiadas

26/05/2016
Suscribe un convenio con la Asociación, que se encargará de gestionar la acogida y acompañamiento de las personas o familias que resulten beneficiadas. El convenio para la cesión de los pisos, que establece las obligaciones de las partes firmantes, tiene dos años de vigencia, aunque podrá ser prorrogado hasta un máximo de cuatro.

El Ayuntamiento de Eibar ha facilitado tres viviendas de propiedad municipal para acoger a un total de 18 personas refugiadas, para lo cual ha suscrito un convenio con la Cruz Roja, organismo al que se cederán los pisos y que se encargará de gestionar la acogida y acompañamiento de las personas que resulten beneficiadas. El Alcalde eibarrés Miguel de los Toyos y el Secretario Autonómico de Euskadi de Cruz Roja, Juan María Urruzuno, han firmado hoy el convenio que establece las condiciones del acuerdo y las obligaciones de cada una de las partes para llevarlo adelante.

De acuerdo con el convenio, el Ayuntamiento se compromete a la puesta a disposición de la Cruz Roja del uso temporal de tres viviendas. El plazo de puesta a disposición para cada una de las viviendas será de dos años y estará vinculado al desarrollo del programa de acompañamiento, si bien en el propio convenio establece la posibilidad de su prórroga por periodos anuales hasta un máximo de cuatro años.

Según el convenio, al Ayuntamiento le corresponde hacerse cargo del seguro a todo riesgo de las viviendas, así como de las obras necesarias para mantener los pisos en estado de servir para su uso, las derramas de la comunidad de propietarios y demás reparaciones, así como el IBI y los gastos de comunidad.

La Cruz Roja, por su parte, se compromete al acompañamiento de las personas acogidas en las viviendas, y asume el gasto de suministros (gas y electricidad) y servicios da cada una de las viviendas. Además, serán por cuenta de la Cruz Roja todos los gastos ocasionados por desperfectos que se produzcan en los pisos.

Finalmente, el Ayuntamiento y Cruz Roja designarán respectivamente un interlocutor cada uno de ellos para la formación de una comisión de seguimiento del convenio que dote al mismo de cierta estabilidad. 

El objetivo del convenio es “facilitar el acceso a una vivienda digna a personas o familias solicitantes de Protección Internacional y/o refugiados”. Recuerda dicho convenio que a iniciativa del Gobierno Vasco se constituyó un grupo de trabajo formado por las tres Diputaciones Forales, las tres capitales vascas y Eudel a efectos de coordinar un Plan conjunto de actuación “para la acogida de personas refugiadas procedentes de distintos países, en un compromiso institucional para la defensa de la dignidad y los derechos humanos”.

En el marco de esa actuación, el Ayuntamiento de Eibar ha participado en dicho grupo de trabajo y, habida cuenta de la disponibilidad de un parque de vivienda en posibilidad de cesión, ofreció su colaboración para dar alojamiento a algunas de esas personas o familias. La Cruz Roja, por su parte, es una entidad privada sin ánimo de lucro a la que se ha encomendado la gestión de la acogida de estas personas. Cruz Roja Eibar-Ermua, en concreto, desarrolla el Programa Global de Protección Internacional en colaboración con la Dirección General de Migraciones del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Con esta cesión, el Consistorio eibarrés se reafirma en su compromiso de colaborar en todo lo necesario para la acogida de refugiados, tal y como hizo público el pasado mes de septiembre, declarando Eibar ciudad de acogida. Desde que llegaran las primeras informaciones de que se instalarían en el País Vasco los primeros refugiados, el Ayuntamiento ha mostrado siempre una actitud proactiva, dispuesta a ofrecer los bienes de los que dispone, bien sea económicos o infraestructuras.

En palabras del Alcalde, Miguel de los Toyos, “la firma de este convenio es de gran importancia, porque supone la cesión de tres viviendas. Sin embargo, lo realmente necesario y relevante es que sean ocupadas. Por eso, volvemos a reivindicar que los refugiados lleguen a Eibar, tal y como se lleva anunciando desde hace meses, y que, por tanto, se dé uso a esas casas. Este convenio es sólo un paso más de los que ya hemos venido dando en los últimos meses pero, ahora, falta por conseguir el objetivo de todo esto y que Eibar se convierta en ciudad de acogida por los hechos y no sólo por las declaraciones y el compromiso que se ha adquirido”.

El Ayuntamiento de Eibar cede a Cruz Roja Eibar-Ermua tres viviendas en Amaña para la acogida de un total de 18 personas refugiadas

En la imagen, el Secretario Autonómico de Euskadi de Cruz Roja, Juan María Urruzuno (a la izq.) y el Alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos (a la dcha).