El Pleno aprobó por unanimidad la moción de Kaleratzeak Stop Desahucios

29/01/2013
A pesar de las dificultades y limitaciones para actuar desde el ámbito municipal, los grupos municipales del Ayuntamiento de Eibar consideran que es imprescindible su pronunciamiento ante una situación, la de los desahucios, que consideran injusta e insostenible.

En consecuencia, ayer día 28 de enero, el Pleno Municipal aprobó por unanimidad la moción presentada por “Kaleratzeak Stop Desahucios Debabarrena”, atendiendo así a su solicitud de que asumiera los siguientes acuerdos:

  1. Exigir al gobierno español y a las Cortes, que aprueben con carácter de urgencia una modificación de la regulación hipotecaria que incluya la aplicación a las hipotecas formalizadas la figura de la dación de pago con carácter de retroactividad, -teniendo en cuenta las fechas de la burbuja inmobiliaria- de manera que, en los casos de residencia habitual, si el banco ejecuta la hipoteca y se queda con la vivienda, la totalidad de la deuda (principal, más intereses y costas judiciales) quede liquidada, tal y como sucede en otros países dela Unión Europea.
  2. Instar al Gobierno del Estado a aprobar una moratoria que sirva para paralizar los desahucios de las primeras viviendas de todas las personas y familias en situación de insolvencia sobrevenida e involuntaria, hasta que se reforme la actual ley hipotecaria. Para los miles de desahucios ya producidos, que solicitar que se aprueben con carácter de urgencia medidas urgentes destinadas a que los miles de pisos vacíos que están acumulando las entidades financieras como consecuencia de esos desahucios sean puestos inmediatamente en régimen de alquiler social a disposición de las familias desahuciadas y sin recursos.
  3. Mandatar a los representantes municipales para que soliciten ante las entidades financieras la aplicación de un plan que tenga por objetivo evitar los desahucios de la vivienda principal, negociando alternativas con las familias afectadas, como moratorias o alquileres sustitutivos.
  4. Instar a las entidades financieras a paralizar los procedimientos de desahucio de personas y familias en tanto se apruebe una reforma de la ley hipotecaria, e instar al Gobierno Municipal a que adopte las medidas precisas para retirar los fondos municipales de aquellas entidades que sigan realizando ejecuciones hipotecarias sin atender esta petición de moratoria.
  5. Requerir al Gobierno Municipal el compromiso de informar y apoyar a las personas y familias que han sufrido un desahucio o están bajo la amenaza de ser desahuciados de otorgarles el asesoramiento necesario, en su caso, para suspender el desahucio. A tal efecto se habilitará un teléfono y email para atender a las personas afectadas.
  6. Este Ayuntamiento, se compromete a trabajar en común con los organismos sociales que denuncian y combaten los desahucios creando un grupo de trabajo o en su defecto una ponencia de trabajo, para abordar la posibilidad de establecer un programa de ayudas a las personas y familias incursas en procesos de desahucios de extrema gravedad. Se adopta el compromiso de hacer un diagnóstico en común para dar pasos en los ámbitos que correspondan.
  7. El Ayuntamiento del municipio, activará sus recursos de uso residencial actualmente ociosos o de emergencia social para dar respuesta a las necesidades de las familias del municipio desahuciadas siempre que se trate de su vivienda habitual.
  8. Dar traslado de estos acuerdos ala plataforma STOP Desahucios, a las entidades financieras con sucursales en el municipio, al Gobierno del Estado, así como a los grupos parlamentarios del Congreso y el Senado, ala Diputación Foralde Gipuzkoa y al Gobierno Vasco.

 

Durante su intervención, el Alcalde anunció su intención de reunirse durante el mes de febrero con las entidades financieras con sede en Eibar, con el propósito, por un lado, de darles a conocer los acuerdos adoptados por el Pleno y, por el otro, de interesarse e interceder personalmente a favor de las familias eibarresas que, a consecuencia de la incapacidad de pago de la hipoteca, pudieran estar en riesgo de perder sus vivienda.