Eibar pone en marcha un Plan de Intervención para personas mayores 'frágiles', dependientes y cuidadores/as

14/01/2016
En una primera fase, se recabará información y se organizarán grupos de trabajo con agentes sociales, sanitarios y asociaciones para realizar un diagnóstico de la situación. El Plan de Intervención, para cuya realización el Ayuntamiento ha contratado a la firma Adindu, concretará medidas para dar solución a las necesidades y mejorar la calidad de vida de este sector de población.

El Ayuntamiento de Eibar, a través de su Departamento de Servicios Sociales, ha puesto en marcha un Plan de Intervención para las personas mayores, frágiles, dependientes y sus cuidadores y cuidadoras. Una iniciativa que ya ha dado sus primeros pasos y que va a ser llevada a cabo por la empresa Adindu Gerontologia Zerbitzuak con la supervisión y colaboración de un técnico municipal.

Este trabajo tiene como objetivos, por un lado, elaborar un mapa que describa la situación actual y las necesidades del colectivo calificado como de personas mayores frágiles (se incluyen en este grupo los mayores de 80 años que, aunque no tengan problemas de dependencia, presentan dificultades de otro tipo en la vida diaria), personas dependientes, así como cuidadores y cuidadoras.

Y, el segundo objetivo del proyecto es elaborar un Plan de Intervención en el que se establezcan las pautas y las acciones concretas para hacer posible la mejora de la calidad de vida y del bienestar de este grupo de población sometido al estudio.

La metodología que se aplicará a la hora de realizar el Plan mantiene como prioridad que sean las propias personas mayores las protagonistas del proceso que se llevará a cabo. De esta forma, los impulsores del Plan promoverán la participación activa de los tres grupos a los que se dirige el proyecto, las personas mayores frágiles, las personas con dependencia y sus cuidadores y cuidadoras.

De esta forma, para conseguir dicho objetivo, este proyecto se va a dividir en dos fases. En la primera, se realizará un diagnóstico de las personas mayores frágiles, dependientes y sus cuidadores. Para ello, además de realizar una recogida de datos, se organizarán grupos de participación, en los que figurarán personas de los tres grupos. En esta fase se repartirán cuestionarios y se cursarán, asimismo, visitas a los domicilios de las personas.

La empresa Adindu contará, para esta fase del trabajo, con todos los datos, documentación e informes de los que dispone el Ayuntamiento en relación a la población objeto del estudio, así como con los datos del proyecto Euskadi Lagunkoia, red de ‘ciudades amigas de las personas mayores’ a la que Eibar pertenece, y el proyecto en el que han colaborado también las distintas asociaciones de jubilados junto con su coordinadora “Biztu”.

Será también fuente de documentación el proyecto que el Ayuntamiento está llevando a cabo en domicilios de personas mayores para implantar sistemas antiincendios.

Fase de reuniones de participación, a partir del día 18 de enero

Con todos los datos e informes elaborados, se pondrá en marcha de forma paralela una segunda fase de reuniones con profesionales del sector social (trabajadores sociales, agentes de ayuda a domicilio), del sector sanitario (médicos y enfermeras de los centros de salud de Eibar), así como con asociaciones que trabajan con estos colectivos de población, o aquellas de ámbito local dedicadas a apoyar a personas con enfermedades como el Alzheimer o Parkinson. Esta fase de reuniones de los grupos de participación se pondrá en marcha ya el próximo lunes, 18 de enero.

La recepción de documentación que se habrá llevado a cabo, además de los datos recogidos en las reuniones de los grupos de participación, permitirán desarrollar el Plan de Intervención y concretar las acciones que se realizarán en los próximos meses, que podrían ir desde ayudas técnicas a personas en los domicilios hasta cursos de formación a cuidadores, u otras que puedan surgir del propio Plan.