Plan de choque de medidas socioeconómicas

El principal objetivo es paliar, en cierta medida, la situación derivada del Covid-19. Y, para ello, se ha habilitado un paquete extraordinario de medidas, con un presupuesto de más de 2,6 millones de euros, destinado a sectores como la industria, el comercio, la hostelería y el ámbito social. Los distintos grupos políticos municipales han trabajado, conjuntamente, en el desarrollo de las medidas adoptadas, que favorecerán a los citados colectivos.

El Ayuntamiento de Eibar ha aprobado un Plan, dotado con más de dos millones de euros, que recoge las medidas adoptadas en materia socioeconómica para tratar de ayudar y/o favorecer a los colectivos de nuestra sociedad que más afectados se han visto, tras la actual crisis sanitaria, económica y social, derivada del Covid-19.

En una comparecencia pública realizada el jueves, 14 de mayo, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, el alcalde Miguel de los Toyos, acompañado del resto de portavoces de los distintos grupos políticos municipales, aseguró que el principal objetivo es "paliar, en todo momento, la trágica situación por la que están atravesando distintos sectores como el comercio, la industria, la hostelería e incluso el ámbito social, como consecuencia de la actual crisis sanitaria, originada por el Covid-19". Y, en ese sentido, apuntó que "la prioridad son las personas"; declaraciones que fueron apoyadas unánimemente por todos los miembros de la oposición.

Distintos paquetes de medidas

De esta manera, y para tratar de ayudar a los diversos sectores de la sociedad, en el documento aprobado conjuntamente por todas las formaciones políticas, se han detallado varios paquetes de medidas.

Subvención directa de apoyo a la actividad económica

El primero de ellos, hace referencia a una subvención directa de apoyo a la actividad económica, que está contemplada con un presupuesto total de 700.000 euros. Es una ayuda económica directa a trabajadores/as por cuenta propia o autónomos/as o microempresas, con el objetivo de aportar liquidez a esos servicios para el mantenimiento de la actividad, y el apoyo en gastos como el alquiler, consumos, pago a proveedores, cuotas de autónomos o gastos por aprovisionamiento de género para la temporada primavera-verano que se va a perder. 

Asimismo, esta ayuda se declara compatible con las que puedan establecerse por otras instituciones, siempre y cuando también lo declare así la otra institución (fundamentalmente, ayudas de Lanbide). En el caso de que se declare incompatible, la persona beneficiaria deberá optar por una de las ayudas.

Para actividades cerradas, la ayuda quedará cuantificada en 800 euros y para actividades abiertas con pérdida superior al 50 % de la facturación (incluida, plaza del mercado), la ayuda será de 400 euros. Asimismo, a la ayudas básica se le aplicarán distintos complementos, que oscilarán, dependiendo de cada caso, entre los 50 y 300 euros. En cualquier caso, el tope máximo para actividades cerradas será de 1.600 euros y de 800 euros para actividades abiertas con pérdidas superiores al 50 % de la facturación.

Hostelería y comercio

Asimismo, dentro del ámbito de la hostelería y el comercio, sectores más dañados por las medidas restrictivas de la actividad, derivadas de la Declaración de Alarma, se plantean otra serie de medidas, con un importe total de 1.005.000 euros. Destacan, entre otras, las aportaciones de los programas Umeak Eskolara y Dirulaguntzak Ikasleei con 295.000 euros, la emisión de Bonos al Consumo con mayor plazo de uso con aportación público-privada (cliente-administración), en un porcentaje de 50/50, y con 250.000 euros, o las medidas fiscales complementarias a las generales de aplazamientos con un importe de 195.000 euros.

Sector industrial

En lo referido al sector industrial, son, sin duda, las iniciativas tanto de la Diputación Foral de Gipuzkoa y del Gobierno Vasco como del Gobierno de España las que servirán de apoyo explícito a este sector, pero, desde lo local, también se han planteado iniciativas, ante el sector más importante, desde el punto de vista estratégico de nuestro entorno. De esta manera, se propone fomentar la actividad del teletrabajo, así como el mantenimiento de las plantillas. En concreto, aquellas empresas que a 30 de septiembre mantengan la plantilla que tenían antes de decretarse el estado de alarma recibirán 5.000 euros (si tienen menos de 20 empleados), 10.000 euros (entre 20 y 50 trabajadores) o 15.000 euros (más de 50 empleados). En este apartado, se destinarán en torno a 250.000 euros en total.

Acción Social

Varias de las medidas ya propuestas tienen incidencia directa, desde el punto de vista económico, sobre la sociedad en general (ejemplo de ello son las ayudas de Umeak Eskolara, Dirulaguntzak Ikasleei y los bonos al consumo), pero, desde el Ayuntamiento de Eibar, se entiende que los colectivos más vulnerables se van a ver afectados por esta crisis, quizás, de manera más sangrante.

Por ello, algunas iniciativas que se quieren implementar en este Plan son, entre otras, completar la previsión de Ayudas de Emergencia Social (AES) del Gobierno Vasco con una aportación que realice el Ayuntamiento, los planes de empleo, mediante la contratación directa por el Ayuntamiento, o la colaboración con la Cruz Roja Eibar-Ermua para garantizar la cobertura de las necesidades mínimas a toda la ciudadanía.

En este apartado de ayudas de Ámbito Social se destinarán, aproximadamente, 690.000 euros.

Navegación