Otras once calles eibarresas contarán a partir de esta semana con nuevo alumbrado LED

04/11/2016
El Ayuntamiento continúa con el plan de sustitución de las luminarias convencionales tras comprobarse los buenos resultados y la eficiencia energética del nuevo alumbrado público. A diferencia de las anteriores actuaciones, esta vez se llevará a cabo la sustitución con personal propio de la brigada y el apoyo de un electricista contratado a través de Lanbide dentro del Plan de Empleo.

El programa de sustitución de las luminarias convencionales por nuevas de tipo LED en el alumbrado público de Eibar sigue adelante con la próxima instalación en un total de once calles de la localidad de 269 lámparas de este tipo. Esta semana se ha iniciado el proceso de renovación, que da continuidad a las actuaciones del mismo tipo que se vienen llevando a cabo en Eibar en los últimos años.

La novedad de esta nueva actuación de sustitución de luminarias radica en que, a diferencia de las anteriores cuando el Ayuntamiento subcontrató la ejecución de los trabajos, esta vez se llevará a cabo con medios propios. Será la brigada municipal la encargada de realizar las sustituciones, para lo cual contará con la colaboración de un electricista contratado a través de Lanbide en el marco del programa de empleo.

Las calles en las que se van a instalar las nuevas luminarias LED son Tiburcio Anitua (78 luminarias), la Avenida de Otaola (42), Bidebarrieta (38), Barrena (35), Romualdo Galdos (22), Santaines (12), Karmen (11), Barakaldo (11), Barrenengua (9), Fermín Calbetón (7) y Plaza Barria (4). El coste de la inversión de esta actuación se eleva a 82.951 euros (sin IVA).

Según señala el departamento municipal de Servicios, una vez estudiado el documento con los resultados que arrojaba la auditoría lumínica realizada en Eibar por parte de la empresa Sematec y vistas las recomendaciones que en la misma se hacen, el Ayuntamiento ha decidido continuar con la sustitución de las luminarias convencionales por una tecnología más eficiente para el alumbrado público, que es la de LED.

Estas actuaciones permitirán reducir las potencias de las actuales luminarias en unos valores significativos con la consecuencia de poder rebajar la potencia contratada actual, reducir consumos y los costes de facturación, así como las emisiones a la atmósfera de CO2.

Además de esta tecnología LED, cada una de las luminarias irá regulada mediante un balastro electrónico que la regulará y conseguirá reducir los consumos de la misma en un 20%. De hecho, y según las estimaciones realizadas para justificar esta nueva actuación en una veintena de calles eibarresas, el ahorro energético previsto es de 212.319 KWH.

Para llevar adelante esta nueva actuación, el Ayuntamiento ha solicitado una subvención al Ente Vasco de la Energía (EVE), adhiriéndose así al programa de ayudas que permite recuperar hasta el 50% de la inversión llevada a cabo por el Ayuntamiento.