Medidas para mejorar la seguridad de la autopista

27/03/2014
La Diputación colocará un pretil metálico de alta contención en el viaducto que discurre sobre el barrio de Urki, aunque se renuncia, por ahora, a instalar pantallas acústicas. Esta decisión llega después de que en los últimos meses se hayan producido varios accidentes de tráfico en este viaducto y el Ayuntamiento le haya reclamado a la Diputación que tomara medidas urgentes en repetidas ocasiones. El Ayuntamiento, que se felicita de la medida, estará atento para que se ejecuten los trabajos a la mayor brevedad debido a su urgencia

Después de las numerosas solicitudes cursadas desde el Ayuntamiento para que se adopten medidas que resuelvan las deficiencias que presenta en materia de seguridad la autopista AP-8 a su paso por Eibar, en concreto en el viaducto que discurre sobre el barrio de Urki, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha decidido actuar y ha comunicado al alcalde de Eibar que la próxima semana se va a encargar la redacción de un proyecto de sustitución de los sistemas de contención de dicho viaducto, proyecto que estará terminado en mayo.

Esta decisión llega después de que en los últimos meses se hayan producido varios accidentes de tráfico en este viaducto, y como consecuencia de los mismos hayan caído sobre el barrio de Urki restos de materiales, alguno de ellos de tamaño importante, y sin que, afortunadamente se hayan producido heridos. Tanto el Ayuntamiento como el grupo juntero socialista han venido, durante este tiempo, reclamando medidas urgentes.

Tras conocer el acuerdo de la Diputación, el Ayuntamiento se ha felicitado de la decisión, aun cuando cree que ha tardado demasiado tiempo en llegar y que no cumple todas las expectativas de solución del problema. Aún así, ha anunciado que se mantendrá vigilante para que se cumpla este acuerdo y que, además, se ejecuten los trabajos de mejora de la seguridad a la mayor brevedad.

En el escrito recibido esta semana en el Ayuntamiento, la diputada de Movilidad e Infraestructuras Viarias, Larraitz Ugarte, comunica que el proyecto que va a llevar a cabo la Diputación contempla la instalación “de un pretil metálico de alta contención y resistente al impacto de vehículos ligeros y pesados, que resolverá el problema de seguridad existente actualmente” en el viaducto de Urki.

El Ayuntamiento había solicitado asimismo la colocación de pantallas acústicas a lo largo del viaducto. Con respecto a la esta petición, la Diputación comunica que el proyecto “no incluirá la colocación de pantallas acústicas, aunque no impedirá una posible colocación futura, ya que este aspecto será tenido en cuenta en el proyecto”. La diputada justifica esta decisión en el hecho de que “la situación económica es delicada, y nuestra obligación es racionalizar las inversiones y priorizar sobre manera todas aquellas que afectan a la seguridad vial”.

En su escrito, la diputada confirma que en el presupuesto de conservación extraordinaria de Bidegi para el año 2014 se ha incluido una partida presupuestaria para acometer las obras del proyecto de mejora de la seguridad del viaducto de Urki, que se ejecutará a lo largo de 2014. Además, ha anunciado que en abril se van a licitar las obras de sustitución de los sistemas de contención del viaducto de Azitain. El importe de esas obras asciende a 480.000 euros y el plazo de ejecución es de tres meses.

El Alcalde de Eibar, tremendamente preocupado por la seguridad de los vecinos de la zona,  que venían reivindicando desde hace tiempo una solución, había reclamado hasta en cuatro ocasiones, mediante escritos dirigidos a la Diputación, la adopción de medidas urgentes. La última carta, data de febrero pasado, fecha en el que se produjo el último de los accidentes. En palabras de Miguel de los Toyos, “tanto en esta como en anteriores ocasiones se puso en grave riesgo la seguridad de los vecinos de la zona (muy transitada y donde hay además un parque infantil) al caer restos de vehículos accidentados, de cascotes y de las barandillas de la autopista. Me alegro de que la Diputación se haya decidido por fin a tomar medidas, aunque creo sinceramente que ha tardado demasiado tiempo. Nos mantendremos vigilantes para que cumplan los compromisos que nos han trasladado para que no tengamos que lamentar ninguna desgracia personal.”