Los tribunales dan la razón al Ayuntamiento en el contencioso del parque cubierto de Txaltxa Zelai

10/09/2015
El Ayuntamiento perdió una subvención porque la empresa adjudicataria incumplió los compromisos de ejecución de la obra.

Los Tribunales de Justicia han dado razón al Ayuntamiento de Eibar en el contencioso abierto en su día entre el propio Ayuntamiento y la empresa a la que, en primera instancia, se adjudicaron los trabajos de creación del parque cubierto de juegos infantiles de Txaltxa Zelai. La resolución supone que la firma ‘Ravi Obras, Transportes y Excavaciones’ deberá indemnizar al Ayuntamiento con 285.360 euros.

La empresa castellonense resultó en su día adjudicataria de la ejecución de este proyecto tras salir a concurso. No obstante, no acometió los trabajos –ni siquiera los inició- en los plazos exigidos, ni asumió los compromisos recogidos en la adjudicación, por lo que el Ayuntamiento decidió rescindir el contrato. La falta de ejecución de la obra para una fecha determinada, supuso que el Ayuntamiento dejó de percibir una subvención del Gobierno Vasco de 235.756 euros.

Desde el Ayuntamiento se consideró en todo momento que la empresa adjudicataria de la obra era la responsable de la falta de concesión de la ayuda, y con el objetivo de salvaguardar sus intereses llevó el caso a los Tribunales. Previamente, y tras haber rescindido el contrato, el Ayuntamiento abrió un nuevo proceso de licitación, circunstancia que retrasó de forma importante el proyecto pero que, finalmente, fue una realidad a finales del año 2013 tras encargarse los trabajos a otra firma.

La empresa que acometió finalmente los trabajos fue Sasoi Eraikuntzak, a la que le fueron adjudicados por un importe de 295.349 euros y un plazo de ejecución de seis meses. El proyecto de crear una zona cubierta de estancia y juegos en Txaltxa Zelai se remonta a varios años atrás y está vinculada a las numerosas peticiones cursadas al Ayuntamiento por vecinos que demandaban un lugar donde estar en épocas de mal tiempo, especialmente en invierno.

Los retrasos experimentados en la ejecución de la obra, y que, consecuentemente, supusieron la pérdida de la subvención por parte del Gobierno Vasco, dieron origen a críticas por parte de determinados grupos de la oposición hacia la gestión del equipo de gobierno. Ahora, se ha venido a demostrar que la actuación municipal fue en todo momento la correcta.

 

 

Los tribunales dan la razón al Ayuntamiento en el contencioso del parque cubierto de Txaltxa Zelai

Parque cubierto de Txaltxa Zelai.