Las calles de Eibar contarán este año con 23 pasos de peatones sobreelevados nuevos

10/06/2016
El Ayuntamiento saca a concurso el proyecto en 264.930,08 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de trece semanas, que permitirá ampliar este plan de mejora de la accesibilidad a numerosos puntos tanto del centro de la ciudad como de los barrios eibarreses. Estas nuevas construcciones se sumarán a los más de 40 pasos sobreelevados que, desde 2011, se han creado en Eibar.

Las calles de Eibar contarán este año con otros 23 pasos peatonales sobreelevados, que vendrán a sumarse a los más de cuarenta ya existentes en otros tantos puntos de la ciudad y que tienen como objetivo mejorar la accesibilidad y la movilidad, así como incrementar la seguridad vial al obligar a los conductores a reducir la velocidad en el núcleo urbano.

El Ayuntamiento ha sacado a licitación la creación de estos pasos con un presupuesto de 264.930,08 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de trece semanas. Las ofertas para realizar este proyecto pueden presentarse hasta el próximo 5 de julio.

Los 23 puntos sobre los que ahora se va a actuar son los siguientes: Urtzaile 3, Barakaldo 15, Txaltxa Zelai 18, Arrate Bide 17, Iparragirre 12, Miguel Aginaga 5, Barrena 38, Armagin 14, Paseo de San Andrés, isleta de acceso a Ardanza, Romualdo Galdos (sendos pasos a la altura de los números 16, 20 y 22), Urkizu 28-30, Legarre Gain 16, Ubitxa 16, Jardiñeta 15-19, cruce Errebal con Julián Etxeberria, Errekatxu 1, José Antonio Gisasola 3, Sansaburu 2, Urki 21, y Plaza de Unzaga.

Las obras para crear estos nuevos pasos se iniciarán, según las previsiones, entre mediados y finales del próximo mes de septiembre.

De esta forma, este proyecto de instalación progresiva de pasos sobreelevados se va extendiendo a toda la ciudad y a la mayor parte de sus barrios en puntos concretos en los que se considera más prioritario hacerlo, atendiendo para ello a factores como que se trate de zonas de mucho tránsito peatonal o de mucho tráfico o zonas céntricas, comerciales y escolares.

Al igual que en los trabajos realizados con anterioridad en este tipo de actuaciones, se creará una zona sobreelevada formando un trapecio conformado por el paso de cebra y dos rampas en pendiente para alcanzar la cota de acera. Se eleva la superficie de rodadura que comprende toda la calzada y la anchura del paso de peatones. Además, se garantiza el drenaje de la calle y se reponen las superficies de acera afectadas. Y, por último, se señala el paso de cebra, tanto vertical como horizontalmente.

Se plantea mediante estas obras dar solución a la problemática actual de algunos recorridos peatonales en zonas de mucho tránsito dentro del municipio, en los que los pasos de cebra incumplen la Normativa de Accesibilidad.

Este sistema de pasos tiene una doble función. Por un lado, se obliga a los conductores a reducir la velocidad (disminuyendo el riesgo de atropellos), y además se hace de una manera menos agresiva que las hasta ahora habituales bandas elevadas longitudinales. Y por otro lado, al quedar el paso sobreelevado a la misma altura que la acera, se facilita el acceso a personas de movilidad reducida.

La cuantía que se destinará a estas actuaciones se obtendrá del acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Eibar y el Gobierno Vasco, fruto del cual el Consistorio dispone en los Presupuestos de este año de 1.900.000€ para el desarrollo de trabajos para “Mejoras de entornos urbanos y accesibilidad”.