Las ayudas a las comunidades para restaurar fachadas y la instalación de ascensores subirán otro 10 % en 2017

07/06/2017
Para hacer frente a estas ayudas, en los presupuestos municipales del presente año 2017 se ha dispuesto una partida económica de 150.000 euros. Con la nueva subida del 10%, equivalente a la realizada en la convocatoria de 2016, el Equipo de Gobierno avanza firme en el cumplimiento del compromiso de incrementar las subvenciones hasta en un 50% durante esta legislatura.

El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Eibar ha puesto en marcha una nueva convocatoria del programa de subvenciones para la realización de obras de restauración de fachadas y de instalación o sustitución de ascensores, convocatoria de ayudas que fue informada el pasado martes por la Comisión de Urbanismo. Al igual que sucediera el pasado año, en 2017 las cuantías máximas de ayuda por cada actuación se incrementan un 10%, con lo que las ayudas se han incrementado en un 20% respecto a las contempladas en la convocatoria del año 2015. En palabras de la Concejala de Urbanismo, Ana Telleria, “es nuestro propósito seguir poniendo el acento en las políticas de rehabilitación de edificios, incidiendo, de forma especial, en las actuaciones de mejora de la accesibilidad y ahorro energético.”

El compromiso del equipo de Gobierno es ir subiendo este tipo de ayudas para que, al término de estos cuatro años de mandato, se hayan incrementado en un 50%. Para hacer frente a estas ayudas, en los presupuestos municipales del presente año 2017 se ha dispuesto una partida económica de 150.000 euros. Según Telleria, “de esta forma el Equipo de Gobierno afianza su compromiso histórico con las comunidades de vecinos”

En el caso de ascensores, el objeto de la subvención son las obras y actuaciones finalizadas en el año de la solicitud o en el inmediatamente anterior, que hayan tenido por objeto la instalación y sustitución de ascensores en el interior de los edificios residenciales y en el exterior para acceder a los mismos, modernizaciones, así como las obras de instalación de rampas, plataformas elevadoras u otros elementos que sirvan para salvar el desnivel hasta el portal y entre el portal y el ascensor.

Para la instalación de los ascensores, la subvención será la del importe que resulte del 10% del presupuesto total de la actuación, aunque con unas cuantías máximas: por nuevo ascensor. Así, el importe de la ayuda podrá alcanzar hasta los 7.200 euros; por obras de sustitución de ascensor con obra de bajada a cota cero o de acceso a nuevas plantas, el importe podrá llegar hasta los 5.400 euros; por obras de sustitución o modernización de ascensor, se concederá un máximo de ayuda de 3.600 euros; y por instalación de rampas, plataformas u otras obras para salvar desniveles, el máximo de ayuda será de 1.800 euros. Es decir, en todos los casos se ha aumentado un 10% la cantidad subvencionada

En lo que respecta a las fachadas, se mantiene la novedad que ya se introdujo hace dos años para premiar las actuaciones que tengan por objetivo la mejora de la eficiencia energética de los edificios: así, la subvención municipal será la menor que resulte de tres posibilidades: un 10% del coste de la actuación; o bien 4,8 euros por metro cuadrado de fachada restaurada o 9,6 euros por metro cuadrado de fachada, cuando además de restauración de fachadas se ejecuten obras de aislamiento de la envolvente de los edificios reduciendo, en al menos, un 30% la demanda energética anual. A la cantidad que resulte se le podrá añadir hasta el 20% de los costes excepcionales necesarios por exigencia de instituciones públicas, para la ejecución de fachada.

Entre 2003 y el pasado año 2016, alrededor de 500 comunidades se han acogido a este plan de subvenciones y la cantidad subvencionada por el Ayuntamiento supera los 1.350.000 euros.

La Presidenta de la Comisión de Urbanismo sostiene que, “poniendo en valor el parque de vivienda edificado, logramos un desarrollo más sostenible, ya que se solventan necesidades de vivienda y ello minora la demanda de nueva vivienda, evitando el consumo innecesario de suelo. Además, ayudando a los eibarreses y eibarreses a renovar sus fachadas y hacer sus viviendas accesibles, favorecemos que, sobre todo, las personas mayores, puedan llevar una vida autónoma en sus hogares durante más tiempo, colaboramos a que las comunidades permanezcan unidas y todo ello contribuye a una mayor cohesión social.”

archivado en: , ,