La plaza de toros acogerá este año únicamente los embolados y los juegos de cuadrillas

10/06/2016
Por motivos de procedimiento administrativo, no se podrá celebrar el festival taurino programado para el día 25 de junio.

Cuestiones relacionadas con el procedimiento administrativo han obligado a suspender el festival taurino programado en la plaza de toros de Eibar para el próximo 25 de junio, por lo que este año el recinto acogerá únicamente los embolados y los juegos de cuadrillas incluidos en el programa festivo de Sanjuanes. Para acondicionar el coso y poderse desarrollar estas actividades, se procederá a retirar las canchas multideportivas y extender una capa de arena. Tras las fiestas, se volverán a colocar las canchas.

Según han explicado desde el equipo de Gobierno municipal, tras la presentación por parte del área de Cultura de una propuesta de contrato para la organización de un espectáculo taurino, la unidad de Contratación y Subvenciones elaboró un informe sobre el procedimiento de contratación llevado a cabo. De dicho informe se desprende que el procedimiento llevado a cabo no se adecúa a la legislación vigente en materia de contratación.

El informe de la unidad de Contratación señala que, con excepción de los contratos de importe inferior a los 18.000 euros, todos los demás se deben adjudicar utilizando los procedimientos ordinarios, es decir, deben salir a concurso. En el caso concreto del espectáculo taurino, se trata de un contrato de los denominados ‘a taquilla’, en el que la contraprestación por la organización de una novillada consiste en el pago de un importe fijo por parte del Ayuntamiento (la subvención de 3.500 euros + IVA que estaba prevista) más el abono al promotor por parte de los espectadores de 20 euros en concepto de entrada.

Añade el informe municipal que, si se tiene en cuenta que el precio del contrato es la retribución que percibirá el contratista, y que es indiferente que el pago provenga del Ayuntamiento o de terceros (los espectadores con el pago de entradas), el valor del contrato, a efectos de determinar el procedimiento a utilizar para la tramitación de la adjudicación sería de 40.500 euros (3.500 € + IVA del precio a abonar por el Ayuntamiento y  37.000 de los ingresos potenciales por taquilla, es decir, 1.850 localidades a 20 euros la entrada).

Ante esta situación, y a la vista de que el contrato no se adecuaba a la legislación vigente, el alcalde Miguel de los Toyos reunió ayer miércoles a la Junta de Portavoces para informar de la suspensión del festejo taurino de este año, pues, si se quisiera cumplir con la legislación, el procedimiento de sacar a concurso la novillada podría prolongarse por espacio de tres meses.

También se valoró en la Junta de Portavoces la conveniencia de realizar un análisis de la afluencia de espectadores a las actividades que se van a desarrollar este año junto con las que, potencialmente, se pudieran celebrar, para determinar si compensa proceder cada año al desmontaje y posterior montaje de las canchas deportivas o buscar otras alternativas.

Cuando se decidió crear las canchas deportivas en la plaza de toros, el Ayuntamiento ya acordó que, durante las fiestas, se procederá a desmontarlas para facilitar las actividades festivas tanto taurinas como de las cuadrillas de jóvenes. Y, en ese sentido, el coste de la retirada de las canchas y su posterior colocación será similar haya o no haya novillada.

Asimismo, y según ha señalado el Alcalde, en el caso de haber nuevas iniciativas taurinas, desde el Ayuntamiento se valorarán y podrán celebrarse siempre que los procedimientos se ajusten a la legalidad vigente. Así, Miguel de los Toyos ha expresado su reconocimiento a los miembros de la Peña Taurina Eibarresa, que, dentro de su objetivo legítimo de organizar este tipo de festejos, se han ofrecido en todo momento a colaborar con el Ayuntamiento, no siendo achacable a ellos la no celebración del festejo taurino.

La plaza de toros acogerá este año únicamente los embolados y los juegos de cuadrillas

En la imagen, la plaza de toros de Eibar.