El proyecto de remodelación de la plazoleta de Jacinto Olabe, consensuado entre el Ayuntamiento y los vecinos

22/05/2013
La propuesta acordada incluye una moderna solución de pavimentación así como la instalación de juegos e iluminación. Las obras tienen un presupuesto de 260.000 euros, se iniciarán en septiembre y tendrán una duración de dos meses.

Las obras de remodelación de la plazoleta de Jacinto Olabe se iniciarán en septiembre, con un plazo de ejecución de dos meses, un presupuesto de 260.000 euros y un diseño que ha sido decidido y consensuado por los propios vecinos de la zona con el Ayuntamiento y que incluye una novedosa y moderna solución de pavimentación del suelo de la plaza.

Hace unos meses se inició un proceso de participación ciudadana para concretar el contenido de esta actuación proyectada por el Ayuntamiento. Una visita de vecinos y técnicos municipales a Vitoria para conocer proyectos similares en plazas de la capital alavesa y varias reuniones entre los residentes de la zona con técnicos municipales, el Alcalde y el concejal de Obras, donde se han presentado y estudiado diferentes alternativas, han desembocado en el proyecto que finalmente será ejecutado.

La propuesta contempla, además de la pavimentación de la plazoleta, otra serie de actuaciones como una zona de juegos de niños sobre pavimento multicolor de caucho, colocación de ocho bancos, así como de un pasamanos de acero inoxidable sobre el murete de cierre de la plaza y el saneado y pintado del cierre metálico actual. También se instalará nueva iluminación con cuatro columnas de6 metrosde altura y dos luminarias tipo Led por columna, buscando una buena iluminación con bajo consumo.

La solución de pavimentación contemplada en el proyecto contribuirá además a mejorar la impermeabilización de la plaza de Jacinto Olabe, construida sobre unos garajes, ya que se aplicarán unos productos impermeabilizantes por capas, que al mismo tiempo funcionan como pavimento. Además, este producto soporta condiciones climatológicas muy duras y el tráfico rodado.

Por otra parte, la solución adoptada en Jacinto Olabe permite detectar y resolver con facilidad los posibles defectos, pues la impermeabilización está a la vista.Con esta solución se reduce, asimismo, el plazo de ejecución de las obras, al no tener que demoler el pavimento ni volver a colocar uno nuevo. De ahí que el plazo previsto sea de apenas dos meses. Las obras, además, son menos molestas para los vecinos, no solo por su menor duración, sino que se evitan en buena medida ruidos y polvo al no tener que demoler y rehacer el pavimento.

Otra de las ventajas del pavimento escogido es que, a diferencia de las baldosas, ofrece la posibilidad de combinar colores y dibujos.