El Ayuntamiento de Eibar se solidariza con los refugiados saharauis, ante la situación de emergencia que se está viviendo en los campamentos

10/11/2015
El Ayuntamiento ha aportado una ayuda de emergencia de 2.000 euros, que se ha canalizado a través de la Asociación Eibar-Sáhara. Las lluvias persistentes y abundantes en los campamentos de Tinduf, declarados zona catastrófica, han causado afecciones en más de 3.000 hogares y a más de 25.000 refugiados.

El Ayuntamiento de Eibar ha decidido destinar 2.000 euros de ayuda de emergencia para paliar la situación que se está viviendo en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia), donde, desde que el pasado 17 de octubre comenzara a llover de forma abundante, las lluvias persistentes durante días han afectado a más de 3.000 hogares (jaimas de adobe) y a más de 25.000 refugiados.

Las inundaciones no sólo han provocado la pérdida de sus casas, sino que la población refugiada ha perdido  todos sus enseres, alimentos, ropas y otras pertenencias.

Las autoridades han solicitado ayuda internacional, haciendo un llamamiento a la solidaridad, que el Ayuntamiento de Eibar ha querido atender mediante la aportación de una ayuda extraordinaria, que se ha canalizado a través de la Asociación Eibar-Sáhara.

De esta forma, el Consistorio quiere contribuir a paliar los efectos de este desastre natural, y considera necesaria la colaboración ciudadana, para que, a través de las asociaciones que dedican su labor a los campamentos saharauis, así como a través de los distintos canales de captación de fondos que se han habilitado, quienes lo deseen y puedan hacerlo hagan llegar artículos de primera necesidad.

Ayudas para refugiados de guerra y Nepal

Durante este año, al igual que en ocasiones anteriores en las que las dimensiones de los distintos sucesos y realidades así lo han requerido, el Ayuntamiento de Eibar ha querido ofrecer ayuda antes los dramas humanitarios que se han sucedido en los últimos meses.

Así, el pasado mes de septiembre, tras ser Eibar la primera ciudad de Euskadi en declararse ciudad de acogida de refugiados, el Ayuntamiento canalizaron 2.000 euros de ayuda de emergencia para la crisis migratoria en el Mediterráneo provocada por las miles de personas que huyen de los conflictos y la violencia en Siria, Irak, Afganistán y países del África subsahariana.

Por otro lado, en abril, tras el terremoto de 7,9 grados en la escala de Richter que se produjo en Nepal, causando más de 2.000 muertes y dejando un panorama desolador, se aprobó una ayuda extraordinaria de 3.000 euros, que fueron canalizados a través de Cruz-Roja Eibar-Ermua.