El Ayuntamiento condena los actos vandálicos cometidos en los últimos días

06/05/2014
Se solicita la colaboración de la ciudadanía para identificar a los responsables de los ataques a la escultura “Txopitea eta Pakea”, la cruz de Akondia y los baños públicos de Santa Cruz.

El Ayuntamiento de Eibar quiere denunciar y condenar los actos vandálicos cometidos en los últimos días sobre el patrimonio cultural e histórico de la ciudad, así como sobre los espacios públicos y, al objeto de esclarecer los hechos y atajar este tipo de conductas incívicas, solicita la colaboración de la ciudadanía para identificar a sus responsables. Cabe recordar que atentar sobre el patrimonio cultural e histórico constituye un delito penal y que los autores, además de tener que afrontar la responsabilidad de sus actos con su propio patrimonio, se exponen a penas de cárcel.

Hace escasamente dos semanas fue la escultura “Txopitea eta Pakea”,   realizada por el escultor Jorge Oteiza en homenaje al artista eibarrés Daniel Txopitea, la primera en ser objeto de un ataque en forma de pintada. La obra escultórica, donada a Eibar en su momento, fue instalada en su ubicación actual, el parque del ambulatorio, el 20 de junio de 2013, y menos de un año después ha sido gravemente dañada.

Este fin de semana se han producido dos nuevos episodios de actos vandálicos, en este caso no en el casco urbano sino en el entorno rural de la ciudad, siendo el más grave de ellos el ocurrido en Akondia, cuya cruz ha quedado completamente destruida. Esta cruz, que se erigió en su momento en memoria del capitán del ejército sublevado Matías Zaragozano, muerto en ese lugar en la guerra civil, ya fue objeto de un ataque en los años 70. Entonces, con un pequeño artefacto,  volaron parte de la base de la cruz en la que figuraba la placa con el motivo dela colocación. La cruz de Akondia, patrimonio que han conocido generaciones de eibarreses, marcaba un lugar emblemático y el Ayuntamiento, que está trabajando para darle al entorno un contenido museístico, lamenta profundamente su desaparición.

También los baños de Santa Cruz han sido objetivo de los vándalos este fin de semana. Así, las bajantes han sido agujereadas por lo que parecen proyectiles de carabina y una de las tapas de los urinarios ha aparecido enla carretera. Cabeseñalar que los baños públicos habían sido recientemente reacondicionados en el contexto de las labores de mantenimiento que, como cada año por estas fechas, lleva a cabola Brigada Municipalpara el desarrollo en las mejores condiciones de las fiestas del barrio de Santa Cruz.

El Ayuntamiento de Eibar hace un llamamiento a la ciudadanía y solicita su colaboración para esclarecer la autoría tanto de estos actos vandálicos como de cualquier otro daño material ocasionado sobre el patrimonio o el mobiliario urbano de la ciudad, para lo cual pide a aquellas personas que puedan aportar alguna información sobre los hechos y/o sus responsables, se dirijan ala Policía Municipal, colaboración que el consistorio agradece de antemano a los vecinos y vecinas.