Adjudicada la construcción de nuevos pasos de peatones sobreelevados a Probisa Vías y Obras S.L.U

04/12/2015
En Mesa de Contratación celebrada la semana pasada, se adjudicaron los trabajos que se desarrollarán en las calles Bidebarrieta, Calbetón y Barrena, por 54.890,44€ (IVA incluido), 20.000 euros menos a los definidos en la licitación del proyecto, y un plazo de ejecución de cuatro semanas. El Ayuntamiento de Eibar continúa, así, extendiendo a más zonas la instalación de pasos de peatones sobreelevados, eliminando barreras arquitectónicas y trabajando, además, por la seguridad peatonal.

El Ayuntamiento de Eibar continúa con el plan de instalación de pasos de peatones sobreelevados en diferentes puntos de la ciudad, después de que, durante esta última semana en Mesa de Contratación, se hayan adjudicado nuevas actuaciones a la empresa Probisa Vías y Obras S.L.U.

Las obras, que se han adjudicado por 54.890,44€ (IVA incluido), frente a los 74.999,91€ (IVA incluido) en los que salieron a licitación, se desarrollarán en tres puntos de Eibar. Por un lado, se va a actuar en el paso peatonal ubicado en la calle Bidebarrieta, concretamente, en el cruce con Arikitzaneko zubia y la calle Urtzaile nº1, al tratarse de una zona muy transitada a diario. Asimismo, se llevarán a cabo trabajos en la oreja y el paso peatonal sobreelevado ubicados en la calle Calbetón, entre los números 1 y 4, además de en la calle Barrena nº50, por ser una vía de entrada del municipio con mucho tráfico. En el caso de esta última zona, las obras se desarrollarán en dos fases. En un primer momento, se realizará la obra correspondiente a la acera de los números pares y, posteriormente, se acometerá la otra mitad.

Las actuaciones comenzarán a principios del año que viene, y tendrán un plazo de ejecución de cuatro semanas. Para causar el mínimo número de afecciones tanto en los peatones como en el tráfico, los trabajos se realizarán por la noche, durante los fines de semana o en varias fases.

Así, mediante estos trabajos, se quiere lograr una doble función. Por un lado, se obliga a los conductores a reducir la velocidad (reduciendo así el riesgo de atropellos), y además se hace de una manera menos agresiva que las habituales bandas elevadas longitudinales que ya existen en otros puntos de Eibar. Y por otro lado, al quedar el paso sobreelevado a la misma altura que la acera, se facilita el acceso a personas de movilidad reducida.

Estos puntos se unirán a otros ya existentes en calles de Eibar, y que se han instalado tras comprobarse su buen funcionamiento. El compromiso del Ayuntamiento de Eibar es continuar instalando nuevos pasos de peatones sobreelevados, hasta conseguir garantizar la accesibilidad y seguridad de los peatones en la mayor medida posible.