Historia de Eibar

Eibar es una ciudad guipuzcoana de 22 km2 situada en la cuenca del río Deba, colindante con la provincia de Bizkaia. Fue fundado con el nombre de Villanueva de San Andrés, pero siempre ha sido conocido con el nombre actual de Eibar. El fuero de constitución de la villa se otorgó en el año 1346 pero el asentamiento era anterior.

Eibar siempre ha sido una ciudad destacada en la historia, en la economía y en la cultura de la comarca y la provincia. Situada a las orillas del río Ego, está rodeada por los montes Arrate-Akondia-Urko al Norte; y Laupago-Galdaramiño-Illordo al sur. Tiene cinco barrios rurales: Otaola, Aginaga, Arrate, Mandiola y Gorosta; barrios en los que se hallan caseríos, basílicas y ermitas de gran interés en un bonito entorno natural.