Los textos del conjuro de Akondia que se celebrará el día 3 de julio a las 11 de la mañana en la ermita de San Pedro de Akondia

01/07/2016
El antiguo conjuro en latín, y el actual en euskera, testigos de un ancestral rito eibarrés.

El texto en latín que se utilizaba antaño era un ruego para ahuyentar los malos espíritus y no sufrir tormenta alguna, a la vez que expresaba alegría y agradecimiento al Señor: A domo tua, quaesumus, Dómine, spiritáles nequítiae repellántur: et aëreárum discédat malígnitas tempestátum: praesta supplícibus tuis: ut et tranquillitátibus hujus optátae consolatiónis laetémur, et dono tuae pietátis semper utámur. Per Dóminum. 

Sin embargo, el texto en euskara que se utiliza actualmente se aparta en la forma –no así en el fondo– del texto anterior, y es un ruego para que las cosechas sean abundantes, los campos generosos y se alejen las tormentas y el granizo para poder recolectar granos y frutos en abundancia con el mismo final de agradecimiento del anterior: Jainko Aita, zuk agindu zenion gizonari lurra gorde eta landu zezala; apaltasunez hauxe eskatzen dizugu: uzta ugari eman iezaguzu, soroak eta zelaiak emankor bihurtu itzazu eta, ekaitza eta harria gure lurretatik aldenduz, hazi, ale eta fruitu ugari jaso ondoren, goretsi zaitzala orain eta beti. Jesukristo gure Jaunaren bitartez, amen.

Ambos textos han sido suministrados por el párroco de la Iglesia de San Andrés. 

Los textos del conjuro de Akondia  que se celebrará el día 3 de julio a las 11 de la mañana en la ermita de San Pedro de Akondia

Usartza a la izquierda, el monte Akondia o Arrikurutz en el centro y, a la derecha, el caserío y la ermita de Akondia. Foto: Indalezio Ojanguren (guregipuzkoa)

archivado en: