De verden cuando

MILLÁN SALCEDO

15€

“De verden cuando” es otro divertimento humorísticomusical- cantábile para caricato y piano, en clave de MÍ mismo, basado en “Yo me subí a un piano verde”, que para muchos resultó divertido, humorístico-musical-cantábile, y que también fue engendrado por el mismo caricato de hoy con idéntico pianista a las teclas.

Todo esto, que bien pudiera parecer igual, resulta que no es lo mismo. Si me subo de nuevo a un escenario, durante una hora y poco, con gente parecida a vosotros sentada delante, es porque “de verden cuando” sentimos la necesidad de desparramar, cada uno desde su sitio; vosotros sentados y yo subido encima.

Y si encima, nos reímos y aplaudimos “de verden cuando”, ya habrá merecido la pena haber perdido los nervios en aparcar el coche, aunque se vuelvan a perder de nuevo, al no acordarse de donde lo habíamos aparcado, después… Eso si consigues encontrarlo, que ya sabéis que hay mucho chorizo suelto, sin gobierno, dispuestos a “recortar” nuestras pertenencias.

Lo que quiero deciros, es que lo que vais a ver, no tiene nada que ver con lo que habíais visto, más que nada porque ya no os acordareis, y sobre todo, porque lo que hoy os ofrezco, sé que es lo que deseáis ver; no sé si me explico…

Lo que quiero es convidaros a un consejo terapéutico sobre cómo ocupar vuestro tiempo libre atreviéndose a hacer lo más absurdo que se pueda uno imaginar, o haciendo lo que siempre habíais imaginado y nunca os habíais atrevido a hacer, desde subirse otra vez a un piano verde, hasta subirse a las barbas de tu padre, aunque tu padre sea barbilampiño, o aunque tu padre sea la Barbi complementos…

“De verden cuando” es risa y sonrisa. Es la sal, la pimienta y el “aceite” de reír. Es biografía, humor, homenajes, complicidad, canciones…

Recuerdos de un lirismo emocionado…

Un enorme juego de palabras que, sin ser espectacular, se convierte en un espectáculo gracias a la tenacidad y el sentido del humor,  de ese “clásico gracioso” que represento; un gracioso contento en su cuerda de equilibrista, un gracioso que se juega el hipo demostrando, sin nostalgia, que aún se mantiene en sus trece y que, pese a quien le pese, sigue teniendo el valor de subirse “De verden cuando”  donde le apetece.

Os invito a éste piano –bar, donde me sentiré de nuevo rebelde sin causa y sin motivo justificado. Ya veréis. Ah, la penúltima ronda la pago yo, “De verden cuando” lo juro por la Encanna.

P.D. (El del póster soy yo, jaté… No me cabe ná… )

Millán


Qué
Cuándo 13/12/2013
de 20:30 a 22:00
Dónde Teatro COLISEO
Agregar evento al calendario vCal iCal